Di adiós al encrespamiento en otoño: tips básicos para que la humedad no arruine tu cabello

Y que el efecto frizz no sea un problema para ti...

Instagram @claudiaparrastInstagram @claudiaparrast

Llegan los meses de otoño y con ellos uno de nuestros grandes desafíos capilares: acabar con el cabello encrespado. Lucir una melena suave y brillante es nuestro objetivo, pero la lluvia, la humedad o los notables cambios de temperaturas propios de esta estación, así como factores ambientales, hacen que sea una tarea realmente complicada. El pelo luce con un aspecto áspero, apelmazado, resulta imposible dominarlo, sobre todo para aquellas con largas melenas onduladas o rizadas que pueden ver que incluso este comienza a romperse. ¿Sabes de lo que hablamos? Si es así sigue leyendo, porque esto puede interesarte.

Acabar con el odiado encrespamiento de forma radical es prácticamente imposible, sin embargo existen pequeñas pautas que pueden hacer que este problema sea menor, al menos que nos permita recuperar en gran medida el cabello. Natalia Olmo, experta en cosmética natural y fundadora de la firma Maminat, nos explica cuáles y su importancia para recuperar el estado dócil y suave de la melena.

La importancia del lavado

“El uso del champú diariamente impide que el pelo segregue aceites y grasas naturales que protegen el cuero cabelludo y la cutícula. Es recomendable lavar el pelo dos o tres veces por semana”, explica Olmo. “No se deben realizar fricciones fuertes ni frotar las fibras entre sí porque se dañan, es preferible trabajar el champú con un masaje lento, suave, y finalmente aclararlo con abundante agua tibia”, resalta.

Hidratación

“La única forma de hacer frente al pelo encrespado es nutriéndolo y aplicando la hidratación que necesita”, añade la experta, que además hace hincapié en dejar de lado los productos que cuenten con sulfatos ya que estos “terminan por resecar el cabello”, al igual que el alcohol.

¿Aceites capilares? Sí

Cada vez contamos con más productos de este tipo cuyo objetivo es proteger el cabello y el cuero cabelludo y devolver el volumen y brillo que requerimos. “Los aceites que penetren en la fibra capilar y ayuden a mantener la correcta hidratación del cabello, como por ejemplo el aceite esencial de geranio”, aconseja la experta.

La elección del peine o el cepillo

Es uno de los aspectos que pasamos por alto y que quizás más importancia tiene. “Materiales, como el plástico o el metal, electrizan el pelo”, señala Natalia que aconseja el uso de peines o cepillos de madera con cerdas naturales. “Es igualmente importante no cepillar de manera agresiva, demasiado rápido o bruscamente, aportarás una electricidad estática al pelo que se traducirá en encrespamiento”, finaliza diciendo.