Este es el orden exacto que debes seguir en tu rutina facial sino quieres arrepentirte con el paso de los años (palabra de experto)

Posiblemente haya algo que no estés realizando correctamente.

Dime qué tipo de piel tienes y te diré que limpiador debes usar
Dime qué tipo de piel tienes y te diré que limpiador debes usarLa Razón (Custom Credit)UNPLASH

¿Cuándo me aplico el tónico facial? ¿Y el sérum? ¿Debo esperar algunos minutos entre uno y otro paso? Las dudas en torno a la rutina facial no dejan de sucederse entre jóvenes y no tan jóvenes que buscan mantener la piel firme y uniforme con el paso de los años. Cuando parece que hemos dado con el orden correcto, leemos o escuchamos a quienes lo realizan de otra manera o nuevos productos entran en acción, y volvemos a la casilla de salida.

Por todo ello, nos hemos puesto en contacto con Rocío Franco, R&D (Research and development) Technical Coordinator de Gisèle Denis, la marca de cosmética experta en pieles maduras, con el objetivo de poner fin a cualquier cuestión relacionada con el tema. No solo conocer qué productos aplicar cada día para presumir de cutis durante mucho tiempo sino también cuándo debemos hacerlo (y por qué). Porque el orden de los factores (en este caso por lo menos) sí altera el producto.

Kalos Skincare
@kalosskin para Unsplash
Kalos Skincare @kalosskin para Unsplash FOTO: Kalos Skincare @kalosskin para Unsplash

“En la actualidad, conservar una apariencia juvenil se ha convertido en una prioridad y la lucha contra el envejecimiento cutáneo es la batalla constante de cosmetólogos y dermatólogos. Debemos ser conscientes de que el envejecimiento es un proceso irreversible y asumir las consecuencias del paso del tiempo en nuestra piel, aunque podamos ralentizarlo”, apunta Franco. “Para prevenir que los signos del envejecimiento se instalen demasiado rápido y profundamente, es fundamental dedicarle tiempo a nuestra piel con una rutina diaria en cuatro pasos: desmaquillar, limpiar, hidratar y tratar”, señala.

La propia experta pone especial énfasis en una buena limpieza de la piel. “La limpieza facial es el paso más importante de la rutina diaria de cuidado de piel. Para presumir de una piel sana, hay que partir de una piel limpia” ha manifestado. “Debemos limpiar la piel tanto por la mañana como por la noche. Cuando nos levantamos, nuestra piel ha ido acumulando el sebo y toxinas que produce a medida que se regenera durante la noche”, resalta.

Rutina facial paso a paso

1. Limpiador

Debemos tener en cuenta el tipo de piel, por ello en muchas ocasiones se recomienda acudir al dermatólogo antes para poder estar seguras de que no daña ni altera el cutis. Ahí es donde entra la leche limpiadora, recomendaba habitualmente para pieles secas, el agua micelar, tanto para opciones sensibles como mixtas, o las opciones en gel/mousse, generalmente asociadas a pieles grasas.

2. Tónico

La experta recomienda “aplicarlo a toquecitos” para que consiga impregnarse bien en la piel. “Elimina cualquier resto de limpiador y refresca la piel, al tiempo que restablece su pH natural.”, apunta.

3. El sérum y cualquier tratamiento específico

Tras los pasos anteriores, Rocío Franco recomienda el uso de tratamientos específicos, donde bien podríamos incluir el sérum, de esta manera nos aseguramos “que sus activos penetren en profundidad y cumplan su función de forma eficaz”. Hay quienes además en este tercer paso incluyen otros productos como el contorno de ojos, la nutrición en esta zona es clave, o el bálsamo labial. Este último, en tiempos de mascarilla, se ha convertido en una prioridad.

4. Crema hidratante

La hidratación es clave en cualquier rutina facial y tener una crema que se adapte a las necesidades de nuestra piel es el primer paso.

Como broche final, Franco pone el foco en el uso del protector solar, sobre todo si posteriormente vamos a salir a la calle y a aplicar maquillaje al rostro. Es uno de las pautas más olvidadas y posiblemente una de las más importantes para un correcto cuidado de la piel.