Si buscas ganar centímetros, estos son los colores que deben protagonizar tus próximos looks (y van más allá del negro)

Como por arte de magia.

Instagram @melissavillarreal
Instagram @melissavillarreal FOTO: Instagram @melissavillarreal

Ya te hemos dicho en multitud de ocasiones que la moda es capaz de (casi) cualquier cosa, incluso de hacernos parecer más altas. No se trata de magia (aunque hay tienes así lo consideren) pero gracias al uso de diferentes prendas y complementos es posible lograr alargar visualmente las piernas, que las caderas queden disimuladas o la cintura totalmente marcada. De la misma manera sucede con los colores, según los tonos elijamos a la hora de vestir podemos conseguir aumentar varios centímetros. ¡Y sin darnos cuenta!

Aquí una recopilación de las tonalidades (algunos quizás grandes sorpresas) que pueden ayudarte a tu objetivo. No te olvides de sumarlas a tus looks cada día, sin importar si es invierno, primavera o verano.

Negro

Que levante la mano quien adora vestir de negro. Es el clásico entre los clásicos, el color que más nos beneficia a estilizar la figura. Es lucir un look negro de la cabeza a los pies y que todas aquellas zonas que queremos ocultar queden en un segundo plano, de ahí que nuestro armario esté repleto de diseños en este tono.

Verde oscuro

El verde es uno de los colores de la temporada, encontrar prendas con él como protagonista no será difícil, pero si quieres que no sea un error sumarlo a tus outfits, debes decantarte por aquellas opciones de estilo militar o khaki. Los resultados serán inmediatos.

Marrón camel

Recurrir a esta tonalidad también puede ser de gran ayuda. Se trata de una opción muy favorecedora tanto para rubias como para morenas y tiene el poder de potenciar nuestra figura y que visualmente parezca más alargada. Justo lo que necesitamos.

Azul marino

Si eres de las que el negro le aburre o simplemente le resulta demasiado sobrio, no dudes en recurrir al tono azul marino tanto en abrigos como en pantalones. Es favorecedor y muy versátil.

¿Tonos claros?

Es probable que hayas oído hablar de que los blancos, nude o los colores pastel (rosas, verdes y azules) pueden ser un problema a la hora de vestir, al menos si tu objetivo es conseguir un efecto visual óptimo, pero nada más lejos de la realidad. No solo cuenta el color, también el tejido o la forma en que los insertes a tus elecciones. ¿Un vestido delicado con caída en color amarillo claro? Nosotras decimos sí, al igual que el uso de zapatos en crudo ¡tus piernas parecerán infinitas!