Así es el velero de madera más impresionante y ecológico: el Spirit 111

Lujo, sostenibilidad y comodidad en un solo espacio sobre el mar. Te presentamos al yate con un solo mástil más grande construido por la empresa de Reino Unido Spirit Yatchs.

La constructora británica especializada en yates de madera Spirit Yatchs, también considerada como la diseñadora más importante de yates clásicos modernos a nivel mundial, está trabajando en su velero de un solo mástil más grande hasta la fecha, con 34 metros de longitud (111 pies).

Se trata de un encargo bajo pedido de un cliente extranjero al que han denominado Spirit 111, diseñado internamente y construido en su totalidad por Spirit Yatchs, desde donde aseguran que, además, es uno de los yates de vela más ecológicos del mundo.

“Mostrar el Spirit 111 a vela y revelar su interior único es un verdadero hito para la empresa. Es increíblemente complejo en su diseño e ingeniería y estamos muy orgullosos de lo que hemos entregado. Ha sido un viaje desafiante, que nos ha brindado la oportunidad de innovar y obtener información para futuras construcciones ecológicas”, explica el director general de la compañía, Nigel Stuart.

Para lo que cuenta con un sistema de propulsión eléctrica elaborado por la casa Torqeedo, que utiliza un motor silencioso alimentado con la energía de la batería de 100 kW, gracias al que alcanzará los 40 Nm a ocho nudos. Usando la propulsión eléctrica, el Spirit 111 regenerará sus cuatro bancos baterías de litio de BMW girando la hélice del eje mientras navega, con lo que lo hace más eficiente y sostenible sin afectar ni al rendimiento ni a la comodidad.

De este modo, el nuevo super yate podrá navegar sin consumir combustible mientras haya viento y permanecer anclado hasta cuatro días.

“Al asociarnos con proveedores y desafiarnos a nosotros mismos para crear soluciones personalizadas utilizando la última tecnología de ahorro de energía, hemos creado uno de los más sostenibles del mundo. Desde la construcción, utilizando madera de origen responsable hasta sistemas de ahorro de carbono mientras está en funcionamiento, el Spirit 111 establece un nuevo estándar para reducir el impacto que la navegación tiene en nuestro medio ambiente”, añade Stuart.

Las velas del Spirit 111 también han sido elaboradas con materiales reciclables e irán instaladas en un mástil de fibra de carbono. Además, este es un yate capaz de navegar sin tripulación profesional. Por lo que su empleo es tan sencillo como fantástico.

Para la decoración del interior, cuyos detalles están pensados minuciosamente, Spirit Yatch tuvo que recurrir a la empresa de diseño Rhoades Young, que desarrolló la idea de la forma curva con líneas suaves reflejada en los elementos que fluyen en forma de S, elaborados, como no, con maderas naturales.

Por su parte, los huéspedes se podrán alojar con mayor nivel de privacidad en tres camarotes situados en popa, así como en uno VIP ubicado en estribor. El propietario tiene reservada la exquisita suite principal que se encuentra en la cabina delantera. Para hacer la vida común queda disponible un salón-cocina en la zona central.

Los electrodomésticos del Spirit 111. como el aire acondicionado, frigorífico o congelador, también tienen opciones ecológicas que garantizan un consumo mínimo de energía, mientras que el agua, se calienta con un sistema Webasto, que evita el desperdicio de los suministros y la almacena. Otra de las características principales es que el yate carecerá de interruptores de luz, serán los sensores de movimiento los que enciendan y apaguen las luces iluminando las áreas más relevantes con luz ambiental.