30.000 euros por adquirir una habitación burbuja para dormir en la naturaleza

Los hoteles de todo el mundo han comenzado a comprar estancias transparentes para que sus clientes disfruten de una noche estrellada con todas las comodidades de una habitación de lujo.

Idea de estancia en una zona de playa.
Idea de estancia en una zona de playa. FOTO: Sky Bubbles

Ya sea en una zona marítima o en un entorno rural, la posibilidad de dormir observando la calma de la naturaleza es un añadido que cada vez más personas tienen en cuenta de cara a sus escapadas, ya sean solas o en pareja.

La experiencia de acampar se ha transformado en los últimos años, ya no hace falta una tienda, un saco ni una caravana para poder dormir contemplando las estrellas. Ahora, el lujo ha llegado en forma de burbuja y los hoteles han sabido aprovecharlo.

Desde hace unos años, cada vez son más los resorts que apuestan por ofrecer a sus huéspedes una estancia diferente, que quizá no sea tan único en poco tiempo. Y es que las habitaciones burbuja se han popularizado gracias a un diseño transparente que permite dormir bajo el cielo estrellado sin la incomodidad de acampar a la intemperie.

Zona exterior junto a una de las burbujas.
Zona exterior junto a una de las burbujas. FOTO: Sky Bubbles

Los modelos son variados, con precios que van desde los 1300 euros hasta los espacios por más de 30.000 euros. Eso sí, la calidad varía tanto como el precio, algo que no tienen siempre en cuenta los compradores particulares, que pueden llevarse grandes decepciones al adquirir una burbuja de poliéster que no durará mucho más de 6 meses.

Los hoteles lo tienen claro, han optado por cápsulas de alta calidad como las ofrecidas por la empresa española Sky Bubbles. Sus cúpulas hinchables están fabricadas con PVC, que mantiene su transparencia hasta 10 años, y cuentan con piezas fácilmente intercambiables. Además, las puertas están construidas con hojas de polímero antifragmentario y el suelo de la estancia es de parquet.

Detalle del interior de la burbuja principal.
Detalle del interior de la burbuja principal. FOTO: Sky Bubbles

En general, el espacio se divide en tres estancias comunicadas entre sí: una entrada, una suite con sala de estar y un baño completo. Gracias a una turbina ultrasilenciosa, el interior renueva constantemente el aire desde el exterior sin que los huéspedes sean conscientes del proceso.

No obstante, las burbujas se pueden personalizar, escogiendo el modelo, el color y los accesorios. Así, la empresa explica que, dependiendo de los extras, estos curiosos espacios se comercializan entre 27.000 y 33.000 euros, aproximadamente.

Vista superior de todas las estancias de la burbuja.
Vista superior de todas las estancias de la burbuja. FOTO: Sky Bubbles

Así que si queremos disfrutar de una de ellas, podemos empezar a ahorrar para situarla en nuestra casa o aprovechar un precio más económico en una estancia corta en uno de los hoteles que lo ofrecen en España.