La mansión de Barbie se hace realidad en Brasil

Una influencer de Curitiba ha gastado cerca de 180.000 € en reformar su propiedad para que se asemeje a la casa de la conocida muñeca.

Casa de Barbie, imagen desde la piscina.
Casa de Barbie, imagen desde la piscina. FOTO: Instagram Bruna Barbie

La vida de Bruna Barbie es de color de rosa. La influencer brasileña ha gastado más de 180.000 € en conseguir la casa de sus sueños. Su fanatismo por la muñeca Barbie le ha hecho ser conocida en redes sociales, donde sus seguidores han podido disfrutar con el proceso de reforma completo de la sociedad.

Bruna se considera la fan número 1 de la muñeca estadounidense, su admiración es tal que ya en la escuela recibió el apodo de Barbie por su gran parecido. Aunque ella explica que solo es su inspiración y que no trata de ser una versión real de la muñeca, podríamos decir que es la persona que actualmente tiene una vida más parecida a la ideada por la marca.

Coche y casa de la influencer Bruna Barbie.
Coche y casa de la influencer Bruna Barbie. FOTO: Instagram Bruna Barbie

Gracias a Barbie no solo ha logrado una abultada cifra de seguidores en redes sociales, con más de 18 millones en TikTok, sino que también ha visto cómo aumentaba su cuenta corriente. Y es que, aunque la brasileña es licenciada en Derecho, sus ingresos principales vienen gracias a las promociones y publicidad asociadas a la mundialmente conocida figura.

¿Cómo es la casa de Barbie?

Bruna es una apasionada del rosa, por lo que también ama a Elle Wood, personaje principal de Una rubia muy legal, así como a Paris Hilton. El amor desmesurado por este color se ha visto reflejado en cada rincón de su particular vivienda.

Como podemos comprobar en las imágenes que diariamente comparte en sus redes, tiene una casa en la que el rosa domina por encima de todo: el dormitorio, los electrodomésticos, la cocina, el baño e, incluso, el agua de la piscina es del mismo tono.

“Con mi exitoso trabajo como influencer comencé a ganar mucho dinero. Entonces, vi la posibilidad de construir una casa inspirada en Barbie e inspirada en mi estilo rosa. Mi hogar es un lugar donde los deseos se hacen realidad, donde la imaginación se transforma en experiencias dulces, rosadas e inigualables y donde la fantasía va de la mano con el mundo real”, explica Bruna sobre su decisión en una entrevista a un medio español.

En este caso, el fanatismo no es considerado solo una excentricidad, sino que puede verse como una inversión a futuro para seguir incrementando su marca personal.