El suv espacial italiano: el Grecale de Marte

Pintado en un color especial de aluminio, cuenta con ruedas personalizadas y con una tapicería hecha a mano, además de con nuevos logotipos.

Maserati Grecale
Maserati Grecale FOTO: Maserati

Marte, el sueño, el objetivo del milenio. Un objetivo a alcanzar por unos pocos elegidos que ha desencadenado una auténtica “carrera hacia el Planeta Rojo” entre algunos de los empresarios más poderosos del planeta. Imaginar quién conseguirá poner un pie allí primero es, al menos hoy, todavía imposible, lo que sí es seguro es que la ambición de estos hombres nos hará ver cosas inimaginables en un futuro próximo.

Inspirado en una posible vida futura en Marte, durante la presentación del Maserati Grecale, se desveló un coche especial construido a medida, mostrando las infinitas posibilidades de personalización que ofrece el Programa Fuoriserie, dedicado a los clientes que quieren un Maserati realmente especial. Se llama Maserati Grecale Mission from Mars.

Empezando por el exterior, este Maserati Grecale tan especial está pintado en un tono rojo mate llamado Galactic Orange. Un color obtenido mediante la aplicación de una pintura especialmente líquida en varias capas, que ha permitido obtener el efecto especial de aluminio, como si la imprimación se hubiera aplicado directamente sobre la carrocería.

Maserati Grecale
Maserati Grecale FOTO: Maserati

Yendo más abajo, hay cuatro llantas Vortex que difieren notablemente de las ofrecidas en el catálogo para las versiones “estándar” del nuevo SUV Trident. Mecanizados a partir de palanquilla, dan dinamismo a la vista lateral y su diseño, con muescas específicas, sigue la rotación de la rueda.

El Programa Fuoriserie también ha revisado el clásico tridente de Maserati para la ocasión. El del pilar C, por ejemplo, se hace mucho más grande y en dos dimensiones, mientras que en las puertas delanteras se aplica un triángulo, símbolo de la división que fabrica coches a medida en Módena.

Completan el diseño del exterior las láminas amarillas muy especiales aplicadas a las ventanas, probablemente no homologadas para la carretera.

Interior invertido

En el interior, la vista general casi parece un entorno en colores invertidos, en negativo. Empezando por las pantallas de infoentretenimiento, ahora con fondo rojo, hasta los asientos de cuero negro pero con bordes blancos y la parte inferior del salpicadero, pasando por el volante negro con empuñaduras de cuero rojo.

Una combinación de colores que suele encontrarse invertida en muchos coches, como en el caso de los interiores vistos en la versión Modena del mismo Grecale con asientos de cuero claro pero con la parte inferior del salpicadero en negro y moqueta negra, para evitar la clásica suciedad del uso.

Todo ello se completa con el mapa de estrellas en el techo solar panorámico y las letras Fuoriserie en los asientos delanteros. No está claro cuál será el coste de estas personalizaciones, ni si el Grecale “marciano” tiene comprador o volverá a Módena.

No sabemos si en la lucha por alcanzar el planeta rojo será Elon Musk u otro quién se adelante, o como cantaba el gran Bowie, “hay un Starman esperando en el cielo”, lo que es seguro, sin embargo, es que hoy hay mucho espacio para la imaginación, en todos los sentidos.