Madrid

“Una flor, una a una”, homenaje a las víctimas de conflictos como el de Ucrania

Exposición del artista Mariano Martín en el hall del CaixaForum de Madrid, hasta el 26 de junio, en colaboración con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR)

Cartel con las flores que se podrá ver desde el 20 de junio en el Caixaforum de Madrid
Cartel con las flores que se podrá ver desde el 20 de junio en el Caixaforum de Madrid FOTO: La Razón (Custom Credit)

El próximo 20 de junio se presenta, en el hall del CaixaForum de Madrid, la exposición “Una flor, una a una”, una iniciativa del artista Mariano Martín, en colaboración con CEAR, en la que invita a homenajear, una a una, a cada una de las víctimas provocadas por la invasión de Ucrania y, de paso, recordar a todas las personas que tienen que huir de sus hogares por otros conflictos y persecuciones.

El artista, que ya ha colaborado anteriormente con CEAR en iniciativas como “Acoge un Plato, Acoge un Dibujo”, busca con este proyecto “crear un hermoso jardín que, a través de la belleza, sirva para unirnos y recordar el número de víctimas que las guerras siguen sumando”.

La exposición, que consta de flores únicas, numeradas, realizadas a mano una a una, permanecerá hasta el 26 de junio y se podrán reservar a cambio de un donativo de 10€. Los fondos recaudados se destinarán a los programas de CEAR de inclusión y acogida de personas refugiadas.

Desde CEAR señalan que “no solo pensamos en Ucrania”. Ahora que todos los focos están puestos en esta invasión, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado busca visibilizar todas las personas que se ven obligadas a huir de sus hogares, víctimas de las guerras y otras persecuciones, como sucede con los conflictos de Yemen, Siria, Afganistán, República Democrática del Congo, Malí, Myanmar… o por otros motivos como las amenazas por parte de agentes no estatales, personas que huyen como consecuencia del cambio climático o refugiadas por motivos de género o LGTBIfobia, entre otras”.

Ucrania, el mayor éxodo forzoso en Europa desde la II Guerra Mundial

Una de las principales consecuencias de la invasión de Ucrania es el desplazamiento de cerca de 7 millones de personas, en apenas tres meses, lo que lo convierte en el mayor éxodo forzoso desde la II Guerra Mundial.

CEAR ha acogido desde el inicio de la guerra a más de 3.200 personas, a las que ha puesto a su disposición servicios de acogida, orientación, apoyo para formalizar sus solicitudes de protección temporal, atención social y psicológica, traducción e interpretación o búsqueda de empleo y vivienda, entre otros.

El desplazamiento global forzado, en cifras.

Según datos de ACNUR, en mayo de 2022 la cifra global de desplazamiento forzado alcanzó los 100 millones de personas. El año pasado, el 82% de las personas que se vieron obligadas a abandonar sus hogares procedían de diez países por este orden: Siria, Venezuela, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar, República Democrática del Congo, Sudán, Somalia, República Centroafricana y Eritrea.

Las personas desplazadas como consecuencia del cambio climático y de la degradación medioambiental en todo el mundo son cada vez más numerosas procediendo en su mayoría de los países del Sur Global. Se estima que en 2050 puedan superar los 250 millones de personas.

En 2021 las rutas de llegada a través del Mediterráneo, en su conjunto, volvieron a ser las más peligrosas del planeta registrando 2.048 fallecimientos y desapariciones.

Más de 65.000 personas solicitaron asilo en España el año pasado. Además, en 2021 aumentó la tasa reconocimiento de la protección internacional con respecto a 2020, situándose en el 10,5%, aunque continúa alejada de la media europea, que asciende a un 35%. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado, CEAR, atendió a 32.000 personas en 2021.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado lleva desde 1979 trabajando por las personas refugiadas, solicitantes de asilo, apátridas y migrantes en situación de vulnerabilidad para que vean reconocidos y respetados sus derechos. Además, en sus centros de acogida, ofrece alojamiento, atención psicológica y jurídica para apoyar a las personas refugiadas en su integración social y laboral.