Ecoansiedad: ¿Qué provoca el nuevo trastorno que afecta a los jóvenes?

Muchos empiezan a ver en el cambio climático algo desesperanzador para el futuro de la humanidad

La activista sueca Greta Thunberg junto a otros jóvenes.
La activista sueca Greta Thunberg junto a otros jóvenes. FOTO: Scott Heppell AP

Greta Thunberg es toda una estrella en el panorama mundial. Su precocidad a la hora de saltar como referente en el mundo del ecologismo la ha trasladado a la primera línea contra el cambio climático.

Así las cosas, muchos jóvenes han visto en la activista sueca una líder a la que seguir para luchar contra el calentamiento global y lo que este comportará en el futuro.

La salud mental ha saltado a la palestra politica y social gracias, en parte, a los efectos del coronavirus. Muchos estudios han analizado los efectos de la pandemia en la sociedad, lo que ha llevado a tomar concienciación de esta.

Así, muchos problemas psicológicos han dejado de ser tabú y se ha intentado poner remedio para que no vayan a más. Uno de los nuevos aparecidos en los últimos años es el caso de la ecoansiedad, un trastorno que afecta cada vez a más jóvenes y preocupa a los especialistas.

Qué es la ecoansiedad

Aunque no sea tratada por el momento como una enfermedad, la ecoansiedad si está considerada por los psicólogos de alrededor del mundo. Este trastorno causa impactos negativos en algunas personas derivadas de las informaciones que reciben acerca del cambio climático.

La American Psychology Association (APA) ha descrito a la ecoansiedad como aquel temor que puede darse de forma cronica por sufrir un cataclismo ambiental que se produce al observar el impacto aparentemente irrevocable del cambio climático”.

Esto, además, provoca una serie de preocupaciones aisladas que los que lo padecen lo asociación a los problemas personales y colectivos del futuro. Es decir, aquellos desastres medioambientales que afectan al planeta también tienen repercusiones psicológicas en algunas personas.

Problemas derivados de la ecoansiedad

Así las cosas, todos aquellos desastres ecológicos como la contaminación, incendios o el aumento del nivel del mar, entre otros, provocan que algunas personas, especialmente jóvenes, se vean afectados.

Los problemas generalmente se centran en tres pilares. El primero es la salud física donde aquellos que padecen ecoansiedad ven en sus cuerpos cambios en el estado físico o la actividad, aumento de alergias o una mayor exposición a enfermedades transmitidas por el agua.

La salud mental es otro de los pilares afectados en los humanos por este trastorno, quizá el mayor. Estrés, ansiedad, depresión o sentimiento de de pérdida son las más comunes pero también sufren tensión en relaciones y abusos de ciertas sustancias.

Por último, la salud comunitaria también se ve afectada. El incremento de agresiones y violencia, la inestabilidad social y la reducción de la cohesión social son tres de los problemas derivados que alertan los psicólogos si este trastorno sigue extendiéndose.

Cómo superarla

Los especialistas aconsejan tomar el control para tratar de minimizar los efectos de este trastorno. La resiliencia y regulación emocional son dos puntos clave a tener en cuenta para tratar de superar este problema.

Como su causa se encuentra estrechamente relacionada con el cambio climático, existen una serie de consejos en la línea de la vida ecosostenible que pueden ayudar a paliar estos problemas derivados.

Una educación frente al cambio climático y consumo responsable como el reciclaje y la reducción de plásticos pueden favorecer a la concienciación. Las actividades sostenibles, como huertos urbanos, también cuentan con cierto positivismo para combatir la ecoansiedad.

Un aumento de la movilidad y alimentación sostenible junto a acciones que contaminen menos también se encuentran en los planes para paliar los efectos del trastorno.