Estos son los cuatro grupos de personas que no pueden beber cerveza

Algunos cuentan con distintas patologías que pueden repercutir negativamente en su salud

Gente tomando cerveza
Gente tomando cerveza FOTO: HIJOS DE RIVERA

Beber cerveza es para muchos uno de los hábitos más comunes en el día a día. Así, pese a ser un brebaje alcohólico su popularidad es total en la mayoría de sociedades alrededor del mundo gracias a su inconfundible sabor.

En España la bebida ha sido, incluso, capaz de plantar cara a una bebida con gran solera como es el vino. Tal es el nivel de popularidad de la cerveza que en nuestro país contamos con múltiples formas distintas de pedir esta bebida, algunas realmente curiosas.

Así, la cerveza se ha convertido en todo un referente en las reuniones sociales de todo el mundo. En nuestro país, por ejemplo, resulta prácticamente imposible pensar en una quedada de varias personas donde alguien no consuma algún tipo de bebida alcohólica donde la cerveza será, con total seguridad, uno de los brebajes a pedir.

Pese a su popularidad muchos expertos siguen señalando los problemas que puede tener el alcohol al cuerpo humano. Si bien es cierto que con moderación los efectos pueden no resultar nocivos tanto los médicos como nutricionistas destacan que una simple unidad de cualquier bebida de este tipo genera problemas al organismo causando, en ocasiones, daños graves.

Así las cosas, algunas bebidas alcohólicas cuentan con un gran debate debido a su gran presencia en distintos países alrededor del mundo como es el caso de España. Su popularidad en nuestro país, así, ha aumentado considerablemente gracias a nuevos productos aparecidos con el paso de los años. Incluso, ciertas tipologías han llevado a consumidores poco habituales a aventurarse en el mundo de la cerveza propulsando, aún más, el sector.

Pero no todo el mundo puede beber cerveza. Pese a que han aparecido recetas novedosas que permiten que prácticamente todo el mundo tenga la posibilidad de tomar una bebida de este tipo sin problemas graves de salud aunque existen cinco grupos que la deben evitar a toda costa para no dañar en exceso su organismo.

Cuatro grupos que no pueden beber cerveza

Uno de los grupos cuya salud se puede ver comprometida por la cerveza son aquellos con el síndrome de intestino irritable. Padecer alguno de los efectos de esta patología conlleva que la bebida incremente, así, los efectos de este síndrome sobre el organismo causando molestias dañinas para las personas.

Aquellos que padecen cirrosis o problemas de hígado también deben evitar a toda costa la bebida. Pese a que en muchas ocasiones esta enfermedad ya se encuentra relacionada con el alcohol cuando se padece todavía se debe tener más en cuenta los peligros de ciertas bebidas.

Como en el caso de las personas con intestino irritable las que padecen acidez de estómago también deben evitar la cerveza. Así, esta debilita la capacidad del esfínter esofágico de cerrarse adecuadamente por lo que dificulta todavía más los efectos de esta patología.

Por último, cabe destacar que aquellos enfermos de diabetes o un estado previo no deberían beber cerveza. Durante la fermentación del producto se generan, así, azúcares que ponen en riesgo la salud de este grupo de personas repercutiendo directamente en su salud.