Cómo generar tu propia electricidad si se produce el “gran apagón eléctrico”

Te contamos que dispositivos puedes comprar que te permitan generar electricidad en tu domicilio de un día para otro, sin instalaciones profesionales

Austria dio la alarma el pasado mes de octubre con una campaña de información dirigida a sus ciudadanos en la que se les indicaba como actuar ante un escenario que las Fuerzas Armadas de aquel país consideran posible. “La cuestión no es si habrá un gran apagón, sino cuando”, dijo la ministra de Defensa Klaudia Tanner.

Una ministra austriaca advirtiendo de un peligro suena mucho más creíble que un ministro español diciendo que todo va bien y no hay de que preocuparse, que es lo que vamos a escuchar sobre esta cuestión en los próximos meses. Así que el interés por las soluciones individuales ante una situación en la que prácticamente todo dejaría de funcionar, se ha disparado desde entonces.

En LA RAZÓN te hemos hablado de las herramientas imprescindibles que necesitarías si se diera el caso, hemos publicado una guía con los pasos a seguir en esas circunstancias y hemos hablado con expertos que reconocen un “gran apagón” como posible, aunque no probable.

Pero como las crisis nos suelen pillar a todos con el pie cambiado, pongámonos en la situación de estar en el día anterior al gran apagón. Los medios advierten de la catástrofe y azuzan el miedo, las autoridades minusvaloran la situación con el comodín de “no crear pánico”, tú te preguntas como diablos vas a cocinar o calentar el hogar a partir del día siguiente y no dispones más que de unas pocas horas para conseguir algo que produzca electricidad y puedas instalar por ti mismo, sin ayuda de un técnico especializado. ¿Qué dispositivo puedes comprar y llevarte a casa que te evite el retorno al siglo XIX? Estas son tus opciones.

Bicicleta estática con generador de electricidad y acumulador

Sí, la bicicleta estática de toda la vida puede convertirse en el aparato más preciado de tu casa si es un modelo dotado de generador de electricidad. Un deportista profesional podría generar 500 watios por hora sobre una de estas bicicletas, pero si no lo eres 100 watios es un buen rendimiento. No te dará para la iluminación navideña pero si para hacer funcionar dispositivos básicos en el día a día.

Al comenzar a pedalear, el alternador transforma la energía cinética en electricidad que se almacena en el acumulador que incorpora. Este es portátil y puedes situarlo en cualquier lugar de tu casa donde necesites un abastecimiento de energía. Lo encontrarás en tiendas muy especializadas en deporte por precios en torno a los 800 €. Y si ya tienes una bicicleta de este tipo, puedes adquirir de forma independiente tanto el generador como el acumulador para acoplarlos a tu bici.

Haces ejercicio y generas electricidad, ni tan mal.
Haces ejercicio y generas electricidad, ni tan mal. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Depor Trainer

Aerogenerador doméstico

La versión mini de los “molinos” de energía eólica que se ven en la carretera. ¿Muy mini? El rotor puede tener un diámetro de algo más de un metro, pero para obtener el máximo rendimiento es recomendable instalarlo al menos 6 metros por encima del suelo, para lo que se venden soportes. Puede parecer un poco complicado, pero estos modelos no requieren de un instalador profesional.

Su diámetro es de unos 130 cm.
Su diámetro es de unos 130 cm. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Xunzel.

Necesitarás una batería solar para almacenar la energía que genere y puedes encontrar modelos a partir de 600 €, con capacidad para generar unos 38 kWh mensuales. No es para instalar en el balcón de un apartamento, pero si es una buena opción para viviendas con jardín y espacio suficiente.

Así se ve mucho más manejable.
Así se ve mucho más manejable. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Xuncel.

Generador eléctrico

Los tienes fijos pero requieren de una instalación profesional y aquí hablamos de soluciones más o menos improvisadas, por lo que recomendamos las opciones portátiles que emplean combustible como propano, gasolina o diesel para generar electricidad. Hay una amplia variedad de modelos en el mercado, con diferentes capacidades y posibilidades de conexiones eléctricas. Puedes encontrarlos a partir de los cien euros y hasta por varios miles. La solución más versátil entre todas las que comentamos aquí. Incluso los tienes que incorporan una manivela para generar la energía cinética que alimente el dispositivo. Son los menos potentes, pero también los más económicos y pueden sacarte de un apuro por unos 40 euros.

Generador eléctrico económico que funciona con combustible.
Generador eléctrico económico que funciona con combustible. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Amazon.

Generador portátil con panel solar plegable

Una modalidad destacable ente los generadores eléctricos son los que emplean un panel solar para obtener la energía que transforman en electricidad. Estos paneles son plegables y, aunque el dispositivo es un poco aparatoso una vez montado, pueden usarse en muchas situaciones diferentes. Los modelos más básicos parten de los doscientos euros e incluyen el panel solar, aunque puede adquirirse por separado.

Generador eléctrico portátil que utiliza un panel solar plegable para alimentarse.
Generador eléctrico portátil que utiliza un panel solar plegable para alimentarse. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Amazon.