Indemnización de 186.353 euros por la muerte de un bebé tras no hacer cesárea a la madre

El bebé falleció al día 16 con una inflamación en la cabeza «que no era normal»

Imagen de la Ciudad de la Justicia de Málaga
Imagen de la Ciudad de la Justicia de MálagaLA RAZON

El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Málaga ha estimado la demanda presentada por unos padres contra una aseguradora médica de un hospital privado por el fallecimiento de su hijo tras el parto por no practicar una cesárea de urgencia. Así, la resolución determina que se les indemnice con 186.353 euros. Así lo informaron desde la Asociación ‘El Defensor del Paciente’, cuyos servicios jurídicos en Málaga presentaron a través del letrado Francisco Damián Vázquez, la demanda en la que se relataba que la demandante, que estaba finalizando su embarazo, fue el día 12 de diciembre de 2016 a urgencias de la clínica privada.

Posteriormente, bajaron al paritorio y le pusieron la epidural a la mujer, tras lo cual acudió el ginecólogo. Le rompieron la bolsa, estando dilatando a diez centímetros y estuvieron ambos esposos solos durante un tiempo, sobre unos 30 minutos, empujando cuando había contracciones. Sobre las 2:40 horas regresó el ginecólogo y la matrona y comentaron que el parto estaba para cesárea, pero no se realizó. Le indicaron que el niño estaba posterior, y que irían al quirófano, según precisó desde la asociación. Poco después el ginecólogo solicitó que le trajeran la ventosa para aplicarla, «dando empujones con toda su fuerza y dejando caer todo su peso sobre la barriga de la embarazada junto a la matrona».

Estas maniobras se llevaron a cabo «sin realizar la cesárea que habían comentado anteriormente», provocando muchos dolores a la mujer. A las 3:25 horas aproximadamente el padre vio cómo sacaban al bebé inmóvil y se lo llevaron a una mesa del paritorio «y le insuflaron aire», aunque «era evidente que algo raro estaba pasando». El bebé falleció al día 16 con una inflamación en la cabeza «que no era normal».