Coronavirus

Cáritas: transparencia y atención al que menos tiene y más necesita

Más de 130.000 personas se benefician de la acción social de las once entidades diocesanas de la Comunidad, a la que han destinado 34 millones de euros en 2019

El obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, y el presidente  de Cáritas Castilla y León, Antonio Jesús Martín de Lera, presentan la Memoria Anual de la oenegé católica en la Comunidad
El obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, y el presidente de Cáritas Castilla y León, Antonio Jesús Martín de Lera, presentan la Memoria Anual de la oenegé católica en la ComunidadRubén CachoIcal

En su compromiso por la transparencia, Cáritas Castilla y León ha presentado este viernes su Memoria de actividades, gastos e ingresos correspondientes al ejercicio 2019 en las once entidades diocesanas de la Comunidad (Astorga, Ávila, Burgos, Ciudad Rodrigo, León, Osma-Soria, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora), antes de la pandemia del coronavirus y de sus graves consecuencias sanitarias, económicas y, sobre todo, sociales.

Y en el documento presentado esta mañana tanto por el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, como por Antonio Jesús Martín de Lera, presidente de Cáritas Autonómica de Castilla y León, se vuelve a poner de manifiesto el compromiso y dedicación de esta oenegé católica en favor de los que menos tienen y más necesitan a través de sus cerca de 400 equipos parroquiales, 82 interparroquiales, arciprestales y diocesanas y 92 centros sociales, sin olvidar la gran labor e imprescindible misión que llevan a cabo los cerca de cinco mil voluntarios de Cáritas Castilla y León, “siempre al servicio de una sociedad más caritativa donde todas las personas tengan cabida, y de un mundo donde nadie se sienta excluido y rechazado, donde se respete su dignidad y sus derechos”, como recordaba Monseñor Argüello en la presentación

Y es que de su labor social, fundamentada principalmente en la acogida, el encuentro y el acompañamiento orientado a la promoción, autonomía, corresponsabilidad y participación, y en la que han invertido 34 millones de euros, se han beneficiado el pasado año más de 130.000 personas.

Los 34 millones de euros invertidos suponen algo más de tres millones menos respecto al 2018. La mayor parte de este dinero se dedica a la atención de las personas mayores y dependientes, con algo más de diez millones de euros; seguido de Acogida y Asistencia, con 4,7 millones; Empleo y Economía social, 4,2; Personas sin hogar, con un total de 3,5 millones; y Personas con Adicciones e Infancia, 2,9 y 1,3 millones de euros, respectivamente.

Tomar partido ahora más que nunca

Según el Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social en Castilla y León 2019, el número de personas en exclusión social en Castilla y León había crecido peligrosamente hasta las 368.000. O lo que e slo mismo: el 15 por ciento de la población de esta Comunidad se encontraba al inicio de este 2020 dentro de la denominada como sociedad estancada y con problemas para llegar a final de mes y disponer de una vivienda digna o de un empleo estable.

Con la irrupción del coronavirus en nuestras vidas, la situación de estas personas se ha agravado, pero, además, y lo que es peor, se han sumado muchas personas a esta situación de pobreza sobrevenida y en riesgo de exclusión social a la que hay que dar respuesta rápida y eficaz para que no se cronifique.

Es el momento de que nos paremos a pensar y reflexionar de que debemos tomar partido y comprometernos en la búsqueda de un modelo distinto de convivencia y, sobre todo, de la forma de vivir de cada uno, en la que que crezca la compasión, se cuide a la gente y nos acerquemos a las personas que han caído y necesitan compañía”, señala Martín de Lera.