“Colapso” en la sanidad valenciana: Fallece de un infarto tras ser atendido por una SAMU sin médico

El PP denuncia los recortes en materia de sanidad por el Gobierno de Ximo Puig, mientras que el PSOE le reprocha que “jueguen sucio” para intentar borrar “su nefasta gestión”

Imagen de archivo de una SAMU
Imagen de archivo de una SAMU FOTO: CICU

Un giro en la gestión sanitaria de la Comunidad Valenciana. Eso es lo que exigió este domingo el portavoz de sanidad del PP en Les Corts, José Juan Zaplana, tras conocer que ayer sábado un hombre falleció como consecuencia de un infarto tras ser atendido por una SAMU que acudió sin un médico. «Los continuos recortes sanitarios del presidente Ximo Puig están provocando una desatención importante. Ayer mismo lo pudimos comprobar».

Así lo ha denunciado Zaplana junto al vicesecretario de organización del PPCV, Juanfran Pérez Llorca, a las puertas del Hospital San Juan de Alicante donde falleció el hombre.

Por eso mismo, ha comunicado que desde el PP se va a solicitar la comparecencia «urgente» del conseller de Sanidad en les Corts para que explique los «grandes problemas que a solo diez días del comienzo del verano ya estamos sufriendo en la Comunidad Valenciana».

De hecho, no es la primera alerta que se ha trasladado en materia sanitaria. En las últimas semanas el sindicato CSIF ha denunciado los problemas de atención que sufre el servicio de Urgencias del Hospital General de Valencia, con «entre 50 y 60 pacientes están a la espera de cama a diario» y esperas de hasta 48 horas en observación, tal y como publicó LA RAZÓN.

Este «colapso», según Zaplana, se debe a la «falta de personal por improvisar plazas y despidos, el cierre de centros de salud por la tarde, la no apertura de 26 consultorios en zonas de costa y la falta de personal en los servicios de urgencias y emergencias». Un panorama que, a su juicio, «hace presagiar un verano negro».

Ha recordado que desde el pasado 1 de mayo en que «Puig despidió a 6.600 sanitarios» el PP ha estado avisando de la situación que venía, y ha señalado que esta semana el conseller dijo que las SAMU podían actuar sin médico, lo que a su juicio supone «un desconocimiento total de la normativa de su propia Conselleria ya que SAMU es ayuda médica urgente y no otro tipo de dispositivos como una ambulancia de transporte no asistido, una SVB (soporte vital básico) o una SVE (soporte vital enfermera)».

«Vemos con supor cómo Puig está desmantelando los servicios sanitarios públicos, ya sean las SAMU, el Hospital de Torrevieja, la asistencia en el norte de Castellón, los cinco días de espera en el General, o los 155 días para una intervención quirúrgica en el Hospital San Juan de Alicante», ha condenado.

Sanidad defiende el refuerzo

Respecto de las críticas por la existencia de unidades SAMU sin médico, la Conselleria de Sanidad ha asegurado, en declaraciones a Efe, que esos casos son «excepcionales» y solo se producen cuando ha habido una baja que no se ha podido cubrir porque no había personal en la bolsa para hacer la sustitución.

Sanidad ha defendido que el refuerzo sanitario establecido para este verano es mayor al de años anteriores, a lo que se suma, además, el aumento también de las plazas estructurales del sistema de salud valenciano que se ha llevado a cabo durante este ejercicio.

Así han respondido fuentes de la Conselleria que dirige Miguel Mínguez frente a las acusaciones del dirigente popular, y han afirmado que el plan de refuerzo de verano incluye 7.300 contratos, tanto para el plan de sustitución de vacaciones, como para el refuerzo de los de los centros de salud de las zonas costeras.

Además, recuerdan que a estas plazas se suman las 5.100 plazas estructurales creadas en mayo, y que permiten reforzar de manera permanente el sistema sanitario.

Por su parte, la portavoz de Sanidad del PSPV-PSOE en Les Corts, Carmen Martínez, ha pedido al PP que «deje de hacer política rastrera y de manipular por puro electoralismo» porque, según advirtió, «con el juego sucio no va a conseguir borrar su nefasta y negligente gestión sanitaria durante los 20 años que estuvo en el gobierno».

Además, ha añadido que, en el caso concreto de las SAMU, la Comunitat Valenciana «ha visto como se han ido incrementado año tras año: de las 45 unidades de 2015 se pasó a 48 unidades en 2018 y en 2020 tenemos ya 50 unidades». Martínez ha indicado que de estas 50, «37 tienen un servicio de 24 horas y a partir de septiembre se incrementarán a 40 unidades de SAMU de 24 horas porque se aumenta el horario en una unidad por cada provincia». Por ello, ha indicado que el ejecutivo valenciano ha trabajado en una «doble dirección para incrementar el número de SAMU en nuevas localizaciones pero también para conseguir más SAMU de 24 horas».