Deportes

FC Barcelona

De “Judas” a “fiestero”: Así ha sido el año más polémico de Gerard Piqué

Mas centrado en su negocios que en el césped, señalado por la marcha de Messi, investigado por los audios de Rubiales y cuestionado por su vida personal; el central ha dejado de ser un intocable en el club blaugrana

Gerard Pique
Gerard PiqueMARCELO DEL POZOREUTERS

Gerard Piqué esta viendo la peor de sus temporadas y no por sus lesiones o su desempeño sobre el césped sino por su cada vez más discutido rol en el vestuario y en el propio club. Una situación que se ha visto agravada en las últimas semanas tras el escándalo provocado por su separación.

Primero fue acusado de Traidor por el propio vestuario y ahora se le acusa de no llevar una vida adecuada fuera de los terrenos de juegos con constantes fiestas y salidas nocturnas. Una actitud que ha hecho que el propio Xavi cuestionase su continuidad y lanzara una dura advertencia al central.

El toque de Xavi

El entrenador, que durante tantos años fue compañero suyo en el Barcelona quiere dar un giro al equipo y considera que Piqué no es un jugador prioritario para la próxima temporada. Según los medios catalanes , el técnico considera que “su alto salario, sus reiteradas lesiones y sus permanentes distracciones” le apartan del equipo titular.

El veterano central azulgrana tiene ahora 35 años y en febrero de 2023, es decir, en plena temporada cumplirá 36. Un veterano en toda regla, pero que los minutos que jugó la temporada pasada dio la impresión de estar en mejor forma que muchos de sus compañeros. Sin embargo, el Barcelona busca recursos económicos hasta debajo de las piedras y el sueldo de Piqué es un losa para poder hacer fichajes. Su bajo rendimiento en el campo y los recelos que provoca su comportamiento han hecho que deje de ser intocable, al menos para sus compañeros.

Aunque el defensa ha decidido tomarse las palabras del entrenador como un reto personal y asegura que estará en plena forma para jugar de blaugrana al menos una temporada más, lo cierto es que no es la primera vez que ha sido cuestionado de puertas para adentro.

Los fantasmas del vestuario

El cambio de rumbo con la salida de Ronald Koeman el pasado mes de octubre y los pésimos resultados deportivos despertaron todo tipo de fantasmas en la plantilla que ya apuntó entonces a Gerard Piqué.

Desde dentro el vestuario,según publicó el diario Sport, le acusaron de arrimarse siempre al poder, sobre todo con Joan Laporta. Y de serinsolidario respecto a las bajadas de sueldos y luego ser el primero en aceptarla y retar al grupo con un “ahora os toca a vosotros”.“Les sentó fatal”, aseguran fuentes blaugranas. Pero las sospechas van más allá y ya hay voces que lo acusan de ser el “traidor” que propició la salida de Messi. Fue una decisión dura de aceptar para muchos culés y Gerard Piqué podría haber condicionado la decisión.

En la misma información se afirma que “los lazos de Piqué con el presidente Laporta se han estrechado desde que ganó las elecciones”. Y añade que “en el vestuario, que se sabe todo y se sospecha aún más, han llegado ecos de su poder de influencia con el presidente, incluso en la salida Leo Messi”.

Messi ya tuvo sus diferencias con Piqué, al que acusaron de ir por libre, cuando Messi y Sergio Busquets lideraban las negociaciones con el club sobre la rebaja salarial. En la Ciutat Esportiva Joan Gamper apareció una pintada en la pizarra del vestuario. “Judas” escribió alguien. No ha trascendido el nombre del autor, pero todos sabían que la frase iba dirigida a Piqué, quien meses más tarde recomendó a Laporta que no renovara el contrato de Messi.

Otro de los motivos que ha venido generando dudas en la plantilla son los intereses económicos de Gerard Piqué, que parece más centrado en su faceta empresarial que deportiva. Algunas de las vacas sagradas del vestuario no creen que defienda los intereses colectivos y ven con recelo sus vínculos con algunos compañeros como Riqui Puig y Samuel Umtiti, a quienes defiende ante quien sea y a quienes representa a través de su agente de cabecera.

Los audios de Piqué y su alocada vida

Cuando todo parecía haberse calmado con la llegada de Xavi, los audios de Rubiales volvieron a colocar en el centro de las criticas al capitán blaugrana. El pasado mes de mayo, la Fiscalía decidía iniciar una investigación para esclarecer si ha habido irregularidades en la gestión de Rubiales al frente de la entidad y si fue legal el contrato que se firmó con Arabia Saudí para que la Supercopa de España se disputara allí y del que tanto él como el futbolista del FC Barcelona Gerard Piqué cobraron comisiones millonarias. Los audios revelaron que el cambio de sede de la Supercopa de España supuso una comisión de 24 millones de euros para Piqué y su empresa Kosmos Global Holding S.L. Una competición que pasó de jugarse en territorio nacional a hacerlo en Arabia Saudí y en la que el jugador del Barça participaba al mismo tiempo que tomaba parte en su organización.

Y si este escándalo no era suficiente aún quedaba la guinda del pastel de una temporada para olvidar. Su separación de la cantante Shakira y los rumores de infidelidades, fiestas millonarias y un a vida poco acorde con la de un deportistas de élite han logrado sembrar dudas en el club y provocar el desapego de los propios aficionados.

El central prefiere mantener silencio y en el club tratan de reconducir la situación pero parece que el culebrón Piqué va para largo.