El JEMAD confirma que el Ejército ha encontrado cadáveres en las residencias

Descarta que los militares sustituyan al personal de los centros de mayores. 2.680 uniformados están hoy desplegados en 135 localidades y actuarán en un centenar de geriátricos

Thumbnail

La alarmante afirmación que ayer lunes hizo la ministra de Defensa, Margarita Robles, denunciado que los militares que actúan en residencias han encontrado cadáveres de ancianos y a internos totalmente abandonados (algo que investigará la Fiscalía General del Estado) sobrevolaba hoy la rueda de prensa de los técnicos del Comité de gestión del coronavirus. Sobre todo la del Jefe de Estado mayor de la Defensa (JEMAD), general Miguel Ángel Villarroya, quien, sin embargo, no se ha referido a ella durante su intervención, pese a que son los efectivos bajo su mando los que, según Robles, han descubierto esa realidad entre la población más vulnerable al virus. Eso sí, posteriormente tuvo que responder a las numerosas preguntas de los medios de comunicación al respecto

Tal y como ha explicado, cuando algunas de las unidades han acudido a alguna residencia a desinfectar “han encontrado personas fallecidas”, un hecho, ha explicado, que se ha puesto en conocimiento de la Fiscalía, que será la que investigará y hablará con los responsables, por lo que en este punto, ha dicho, “ahí no puedo ampliar más”.

Al mismo tiempo, preguntado sobre si el personal militar podría sustituir al de algunas residencias, el general Villarroya ha descartado este punto señalando que, en general, la gestión de estos centros “funciona” y que, salvo continuar prestando su apoyo en determinadas tareas, “no podemos sustituir a un sistema que funciona muy bien”. Sin dar cifras concretas ni lugares, únicamente ha sentenciado que “ha habido unos casos, de los que no sé las razones, pero tengo que confirmar que es cierto, se han encontrado personas fallecidas en algunas residencias”.

En cuanto al despliegue militar de la Operación “Balmis” para hoy, martes, el JEMAD ha explicado que son 2.680 militares en 135 localidades españolas. E hizo hincapié, eso sí, en que están reforzando su presencia en las residencias de ancianos. Según ha destacado, ayer actuaron finalmente en 179 centros y hoy estaba previsto que lo hicieran en 92, aunque no descartó que aumentasen.

El resto de misiones que continúan realizando son las mismas de las últimas jornadas: desinfección de instalaciones críticas, reconocimiento, seguridad en centrales nucleares, patrullas mixtas con la Guardia Civil, traslado de material sanitario a Canarias y a las ciudades de Ceuta y Melilla o apoyo al montaje de campamentos y hospitales improvisados en varias ciudades, como las tiendas modulares para el triaje de enfermos que instalarán en el hospital Ramón y Cajal de Madrid. Según ha dicho, los militares de la UME, los dos Ejércitos y la Armada están presentes en “innumerables centros” por todo el país.

Por otra parte, el JEMAD ha querido hacer hincapié en que, además de su participación en la Operación “Balmis”, las Fuerzas Armadas continúan realizando sus misiones habituales, como es el caso de la Vigilancia Permanente del espacio aéreo y las aguas territoriales españolas, con buques y cazas activos para garantizar la seguridad. Al mismo tiempo, recordó que cerca de 3.000 uniformados están desplegados en una quincena de misiones en el exterior. Eso sí, algunos de ellos, como parte de los de la Operación “Atalanta” en el Índico o de los desplegados en Irak, han tenido que regresar a España debido a la incidencia del coronavirus.