Encuentran restos óseos en la finca que ha marcado el detenido por la desaparición de Manuela Chavero

La finca La Dehesa había pertenecido al arrestado pero la vendió tras cometer el crimen

La Guardia Civil ha localizado esta tarde restos óseos en la finca de Monesterio de la que era propietario el autor confeso de la desaparición de Manuela Chavero, según han informado a LA RAZÓN fuentes de la Benemérita.

Agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil detuvieron a última hora de la tarde de ayer en Monesterio (Badajoz) a Eugenio Delgado, que vivía a escasos metros de Manuela Chavero, por su presunta vinculación con la desaparición de la mujer en julio de 2016. El hombre, de 28 años, ha confesado que la muerte de Manuela fue accidental, que él se asustó y decidió ocultar el cuerpo y enterrarlo en la finca.

Ha sido este individuo el que ha llevado a los guardias hasta el lugar exacto de la finca La Dehesa, a unos tres kilómetros del pueblo, en el que enterró a la mujer. Ahora deberán realizarse pruebas de ADN y otras para verificar su identidad, así como para conocer las causas de la muerte, si fueron violentas, como parece.

Desde esta mañana, agentes del Equipo Central Inspecciones Oculares (ECIO) del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil tratan de encontrar el cadáver de Chavero en la zona.