La diputada Marta Martín deja el partido y el escaño

La parlamentaria de Ciudadanos pide a los que se quedan en el partido que no den alas “ni al nacionalismo ni a la corrupción”

La diputada de Ciudadanos, Marta Martín Llaguno
La diputada de Ciudadanos, Marta Martín Llaguno FOTO: Chema Moya EFE

Las bajas en el partido naranja no cesan después de la precipitada y fallida moción de censura en Murcia. El grupo de Ciudadanos en el Congreso suma una nueva: La de su portavoz en la comisión de Educación, Marta Martín.

Lo ha anunciado ella misma a través de su cuenta de Twitter donde destaca que renuncia a su acta de diputada en el Congreso. “Yo cumplo mis compromisos y espero que los que se quedan cumplan el compromiso que me han dado. Que ese escaño no sirva jamás para dar alas ni a nacionalismo ni a la corrupción. Ha sido un honor hacer mi trabajo estos años”, ha destacado.

Martín se había mostrado muy crítica estas últimas semanas después de que la Ejecutiva del partido naranja cerrara en falso la crisis que arrastran.

Martín es la segunda parlamentaria del Grupo Ciudadanos en la Cámara Baja que abandona la formación. La primera baja parlamentaria se producía ayer cuando el diputado y portavoz de Interior de los naranjas, Pablo Cambronero anunciaba que dejaba la formación y pedía ser admitido en el Grupo Mixto.

Este agente de la Policía Nacional en excedencia, fue portavoz del sindicato policial UFP. Afiliado a Ciudadanos desde 2014, es licenciado en Derecho y Máster en Práctica Jurídica. Cambronero, además es próximo al ex secretario de Organización de Ciudadanos Fran Hervías, y una de las voces críticas de entre los diez diputados que tiene Arrimadas en el Congreso quien mostró su crítica ante la falta de asunción de responsabilidades tomadas en la Ejecutiva del pasado lunes al considerar que la crisis producida por la “operación Murcia” se había cerrado en falso.

Horas después seguía el mismo camino la senadora electa Ruth Goñi, que mantendrá su acta en la Cámara Alta y compartirá Grupo Mixto con el senador por Valencia, Emilio Argüeso, a quien la dirección de Cs anunciaba ayer que expulsaba al considerar que estaba maniobrando contra el partido al tiempo que le acusaban de ofrecer prebendas a cargos en Murcia para que se convirtieran en tránsfugas.

A estas bajas hay que añadir el portazo del que fuera coordinador del partido en Valencia, Toni Canto, tras la salida de Fran Hervías al PP y la última en la Asamblea de Madrid de un diputado que aseguraba que habían sido presionados para firmar una moción contra la presidenta en funciones Isabel Díaz Ayuso.

Toni Cantó abrió el camino

Cantó fue sido el primero en abandonar la Ejecutiva que el partido naranja tras el terremoto producido por la moción de censura en la Región de Murcia. Cantó se había mostrado muy crítico con lo ocurrido en dicha reunión por la falta de asunción de responsabilidades y por cerrar en falso al crisis del partido.

Cantó anunció su dimisión de la Ejecutiva de Ciudadanos y también renunció a su acta de diputado en las Cortes Valencianas y anunció que dejaba la política. Así lo manifestó a los medios de comunicación que le esperaban a las puertas de la sede de Ciudadanos. Ante la posibilidad de irse al PP, indicó que “ahora mismo solo estoy pensando en llamar a mi representante”, pensando así en volver a su profesión de actor y confesó que se sentía “triste” por la deriva que ha tomado Ciudadanos.