Mariano Rajoy, sobre las acusaciones de Bárcenas: “Es un delirio”

El ex presidente del Gobierno ha declarado como testigo al tribunal que “no hay Caja B del PP” sino “unos papeles del señor Bárcenas, que él tendrá que explicar”

Mariano Rajoy durante su declaración como testigo en el caso de la Caja B
Mariano Rajoy durante su declaración como testigo en el caso de la Caja BLa RazónLa Razón

El ex presidente del Gobierno y del PP Mariano Rajoy ha declarado que es “absolutamente falso” que hubiera cobrado sobresueldos de la Caja B controlada por Luis Bárcenas, tal y como refleja la contabilidad manuscrita del ex tesorero del partido: “En mis cuarenta años en política no he escuchado a ningún dirigente, empleado o militante hablar de la famosa Caja B. En este mismo juicio han declarado desde presidentes del partido, vicepresidentes, tesoreros, contables, y ni uno ha afirmado la existencia de una Caja B”, ha asegurado.

“No hay una Caja B del PP”, ha reiterado el expresidente del Gobierno, que después ha apuntado a la posible responsabilidad del ex tesorero del PP en la contabilidad en negro: “Habrá unos papeles de Bárcenas, que son los papeles del señor Bárcenas, que él tendrá que explicar”.

Al ser preguntado sobre si destruyó los documentos de la Caja B en una trituradora, tal y como declaró el ex tesorero del PP, Rajoy ha explicado que la primera vez que vio los ‘papeles de Bárcenas’ fue al publicarlos “un diario nacional el 31 de enero de 2013, por tanto, es metafísicamente imposible que yo haya podido destruir los papeles”, ha zanjado.

“Me dijo que me dio una fotocopia del último folio, por tanto el señor Bárcenas ni siquiera es capaz de estar de acuerdo consigo mismo, y un día nos dice una cosa y al día siguiente nos dice la contraria. No ha habido Caja B del PP y yo no he triturado lo que yo no he tenido en mis manos”, ha completado el ex presidente del Gobierno, que ha censurado la actuación de Bárcenas: “Es una situación de delirio, absolutamente falso. Es una vergüenza todo lo que estamos viviendo”.

Investigación policial

La declaración de Rajoy contrasta con los informes policiales que obran en el sumario. El 29 de abril de 2013 el inspector Manuel Morocho, jefe del Grupo XXI de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF-BLA) que se encargaba de las investigaciones del “caso Gürtel” y de la de los “papeles de Bárcenas”, dejó por escrito en un informe que Mariano Rajoy había recibido miles de euros de la Caja B que controlaban de forma manual el tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, y el gerente, Luis Bárcenas. El destinatario del documento policial era el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz.

En la página tres del documento el inspector incluía un resumen ejecutivo en el que, sin dar nombres, ya confirmaba que se trataba de una “contabilización manual” que se nutría “con aportaciones vinculadas a empresas privadas” que habían recibido contratos públicos de Administraciones gobernadas por el Partido Popular.

Pero también aludía al destino de lo que Bárcenas denominó años después “contabilidad extracontable”: “Personas del ámbito de la formación política, […] donativos nominativos (en el año 2008), así como otros conceptos como campaña”.

En el “Anexo V”, el agente realizaba un “desarrollo del análisis correlacional de la documentación”. Y en este documento se alude en 22 ocasiones a Mariano Rajoy, el entonces presidente del Ejecutivo central, a quien se le atribuye haber cobrado entre 2003 y 2008 un total de 163.507 euros. No obstante, los denominados “papeles de Bárcenas”, que incluyen un periodo de tiempo mayor (1997-2008), elevan la cifra presuntamente percibida por Rajoy hasta 277.200 euros.