Casado pide a Sánchez amparar al menor catalán

El líder de los populares pone punto final a su gira hoy con una visita a Chile y un encuentro con su presidente Sebastián Piñera

El presidente del Partido Popular (PP) y líder de la oposición, Pablo Casado (d), durante la reunión que mantiene con el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez (i)
El presidente del Partido Popular (PP) y líder de la oposición, Pablo Casado (d), durante la reunión que mantiene con el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez (i) FOTO: PP/DAVID MUDARRA PP

El presidente de los populares, Pablo Casado, continúa con su gira por América Latina, hasta donde ha viajado para reunirse con sus aliados en la región y denunciar el poco caso que el gobierno de Pedro Sánchez dedica a esta parte del mundo, pese a los fuertes lazos históricos, culturales y económicos que comparten con España. Tras su paso por Argentina y Uruguay, ayer hizo escala en Paraguay donde mantuvo un encuentro con el presidente de este país, Mario Abdo Benítez después de reunirse con el presidente del PP de Paraguay y Rector de Universidad del Norte, Juan Manuel Marco. En una comparecencia ante los medios de comunicación, el líder de los populares se refirió al acoso que está sufriendo el menor y su familia que ganaron en los tribunales un 25% de escolarización en castellano para su hijo y que hicieron un llamamiento a la Justicia para evitar el señalamiento al que está siendo sometido. «La Generalitat está instigando el acoso a un niño», denunció el líder de la oposición que pidió al Ejecutivo que «ampare y actúe contra los violentos que están señalando a un niño por querer hablar español». No en vano, Casado ya aseguró durante su visita a Uruguay que es «un escándalo que una lengua que hablan 500 millones de ciudadanos se intente prohibir en España y se ataque en Cataluña a familias por querer educar a sus hijos en español».

Además, se refirió a la extorsión de Esquerra al gobierno después de que ayer volvieran a amenazar con tumbar las cuentas de 2022 por la ley audiovisual. «Hemos visto como ERC siguen chantajeando con la lengua», señaló para después añadir que «la lengua tiene que unirnos y no hay ninguna continuidad en el poder ni ningunos Presupuestos que merezcan la pena destruir esta riqueza de todos los españoles y países aliados en Iberoamérica».

Ya en clave internacional, el líder de los populares se refirió a la riqueza de Paraguay, un país con en el que España tiene unos fuertes vínculos económicos y culturales. De hecho, recordó que la Reina Letizia estuvo hace apenas un mes en este país apoyando los proyectos de cooperación que nuestro país lidera en esta región. En otro orden de cosas, el popular reclamó que sea España la que, en las instituciones europeas, «siga pidiendo una posición común frente a la dictadura castrista, las sanciones a los gerifaltes del régimen de Maduro y la condena a los encarcelamientos a presos políticos en Nicaragua».

Además, volvió a reivindicar una “alianza por la libertad” y contra las dictaduras iberoamericanas, idea que está repitiendo durante su periplo por el Cono Sur. Antes de viajar hasta Paraguay, mantuvo un encuentro en Montevideo con el expresidente Lacalle Herrera quien colaboró con Casado en la Atlantic Basin Initiative de la Johns Hopkins University. «Reivindicamos el Atlántico como la cuenca con más riqueza comercial, energética, institucional y medioambiental del mundo», escribió el líder de la oposición en su perfil de Twitter.

El líder de los populares inició su gira en Argentina, donde mantuvo un encuentro con el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y con el expresidente Mauricio Macri, además de participar en una conferencia en la Fundación Libertad. «Venimos a reivindicar el vínculo de España con todos los países latinoamericanos. Lo que intento hacer en esta mini-gira es reclamar una agenda por la libertad, es decir, que los partidos que defendemos las democracias frente a las dictaduras hagamos una alianza, no solo en Latinoamérica sino en todo el continente americano, con Estados Unidos, y con España como la puerta de entrada de la Unión Europea de los países latinoamericano», declaró Casado en entrevista con el diario argentino La Nación.

El presidente de los populares quiere continuar con su agenda exterior estrechando lazos con los principales países del Cono Sur americano. Regresa así a Iberoamérica después de asistir a la toma de posesión del presidente de Colombia, Iván Duque, o a la de Guillermo Lasso en Ecuador. Además, el líder popular ha recibido en Madrid durante las últimas semanas a dirigentes de Perú, Brasil, República Dominicana o Chile y en distintos actos de partido ha coincidido con los ex presidentes Tuto Quiroga de Bolivia; Mauricio Macri de Argentina; Felipe Calderón de México; o Andrés Pastrana de Colombia.