España y Marruecos, dos vecinos a la gresca ¿Qué país tiene el ejército más poderoso?

Las relaciones entre ambas naciones se han ido deteriorando, sobre todo desde la llegada de Pedro Sánchez al poder, y ahora atraviesan uno de sus peores momentos

Blindados BMR y vehículos Vamtac del Ejército desplegándose en la frontera con Marruecos
Blindados BMR y vehículos Vamtac del Ejército desplegándose en la frontera con Marruecos FOTO: JON NAZCA REUTERS

Las relaciones entre España y Marruecos no atraviesan, sin duda, su mejor momento. De hecho, hay abierta una crisis diplomática que, por el momento, y a pesar de las palabras pronunciadas por ayer por el Rey Felipe VI encaminadas al entendimiento, no tiene visos de cerrarse a corto plazo.

A la disputa histórica por Ceuta y Melilla, reavivada hace casi un año por su primer ministro asegurando que tarde o temprano ambos países habrán de abordar esta cuestión, se une el conflicto en el Sáhara, también reactivado en las últimas semanas. Todo empezó en mayo de 2021, cuando las palabras del entonces vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, en defensa del Frente Polisario, no gustaron nada en el país vecino. A partir de ese momento los acontecimientos se precipitaron, sobre todo con la llegada a España de Brahim Ghali, el jefe del Frente Polisario saharaui, de 73 años, para ser tratado en una clínica de Logroño.

Este incidente, que el Gobierno español trató de zanjar diciendo que “el señor Ghali ha sido trasladado a España por razones estrictamente humanitarias para recibir asistencia sanitaria”, supuso un punto de inflexión en las relaciones hispano-marroquíes.

Marruecos ha estrechado sus lazos con Estados Unidos, convirtiéndose en un aliado militar clave en la lucha contra el yihadismo, desplazando en parte a España en la agenda diplomática de Biden.

El último capítulo fue la acusación del gobierno de Marruecos al gobierno de Pedro Sánchez de no hacer lo suficiente para controlar la pandemia y de no seguir de manera «adecuada y estricta» los registros durante el proceso de embarque así como los protocolos sanitarios contra la covid 19 en los aeropuertos. El reino alauí cargó duramente contra el Ejecutivo, a lo que el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, contesto que la acusación de Marruecos «no es aceptable y no responde a la realidad».

Compra de material de guerra

Con este panorama, cobra especial importancia el hecho que el reino alauita venga reforzándose militarmente en los últimos años con importantes compras de armamento que lo refuerzan ante sus vecinos africanos y ante posibles conflictos tanto en el Sáhara como con yihadistas, algo que ya les ocurre a Argelia, Mali o Mauritania. Así, en los últimos meses ha anunciado la compra del sistema de misiles de fabricación francesa VL-MICA, de drones israelíes para interceptar aviones no tripulados, de otros cuatro dones a Estados Unidos, 36 helicópteros de combate “Apache”, 25 F-16...

Asimismo, estudia la compra de ocho buques militares a Turquía, ocho helicópteros Airbus H225M de largo alcance, no descarta la adquisición de cazas F-35, el avión de combate más poderoso del mundo... y además ha abierto una nueva base de defensa aérea al noroeste del país, a 60 kilómetros de Rabat y a solo 200 de Ceuta, junto a Sidi Yahya el Gharb.

¿Cuál de los dos países es más poderoso militarmente?

Pero, de complicarse la situación entre España y Marruecos, ¿cuál de los dos países es más poderoso militarmente? No cabe duda de que España es una potencia económica mundial y que su PIB y renta per cápita es mucho mayor que la de nuestros vecinos del otro lado del Estrecho, hasta el punto de que la frontera de Ceuta o Melilla con Marruecos sería la que separa países con mayor diferencia de riqueza del mundo, mucho más que la de Estados Unidos con México, por poner un ejemplo.

Según el ránking de fuerzas armadas del mundo de la consultora Global Fire Pover, España estaría en el puesto 18 del escalafón mundial de ejércitos más poderosos, mientras que Marruecos ocuparía el lugar 55 (el 53 en la lista del año pasado), muy por detrás. Nuestro país tiene una mayor población y un mayor presupuesto de Defensa: 11.750 millones de dólares (1.100 menos que en 2021) frente a 5.438; del mismo modo el poder adquisitivo español sextuplica el marroquí.

En cuanto a las fuerzas militares, el poder aéreo español es abrumador sobre el marroquí (503 aviones militares frente a 249; 140 cazas frente a 83, 119 helicópteros contra 64...). También en el mar España ganaría con un portaaviones y 11 fragatas contra las seis fragatas alauitas. Sin embargo, sobre el terreno, en lo que se refiere al Ejército de Tierra, al menos en lo que se refiere a cantidad, las cosas ya no estarían tan del lado hispano: Marruecos supera a España en tropas, en carros de combate, en blindados o en piezas de artillería.

En cualquier caso, habrá que estar pendientes al ránking de los próximos años, pues cuando Marruecos empiece a recibir todo el material que ha venido comprando en los últimos años la diferencia no solo se irá estrechando, sino que en aspecto concretos la balanza puede caer del lado norteafricano, como es el caso de los helicópteros de ataque, de los cuales Marruecos actualmente carece, frente a los 23 españoles, pero ha adquirido 24 “Apache” estadounidenses más una opción por otros 12.

Comparativa

Evidentemente, el informe no examina la calidad y modernidad de las unidades o de los vehículos, pero el peligro está ahí. Aquí les dejamos el resumen del ránking de Global Fire Power.

Comparación militar entre España y Marruecos enero 2022
Comparación militar entre España y Marruecos enero 2022 FOTO: La Razón (Custom Credit)

20.000 millones en gasto militar

Este gasto militar de más de 20.000 millones de dólares por parte de Marruecos, supone también un refuerzo en el “pulso que mantiene con la Unión Europea”, tanto por la explotación de las aguas del Sáhara occidental como por la aspiración de extender su Zona Económica Exclusiva “invadiendo” aguas de Canarias. De hecho, al sentir ese apoyo estadounidense Marruecos no dudó en reafirmarse en su clásica exigencia de recuperar Ceuta y Melilla.

Y económicamente, favorece la apertura de nuevos mercados, impulsando aún más el “liderazgo económico de Marruecos” en África. Para ello, entre otros planes, tiene en mente proyectos de infraestructuras como convertir el puerto Tanger-Med en el punto final de la red comercial Tánger-Dakar. Eso sí, requiere de libertad de tránsito y seguridad a través del Sáhara. O la construcción de un gaseoducto transahariano que “socavará el monopolio del gas argelino”, con quien compite en esa carrera armamentística, lo que aumentaría más aún la tensión entre ambos países.