Los escándalos más sonados de Ángela Rodríguez Pam: del “puta coja” a las bromas sobre violadores

La número 2 de Irene Montero se mofa de que haya “oleadas” de violadores en las calles y de que ahora solo se hable del “temita” en las cenas de familia

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez Pam
La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez Pam FOTO: Alberto Ortega Europa Press

Llegó rodeada en polémica y, a día de hoy, todavía no ha conseguido quitársela de encima. Corra el mes de octubre de 2021 cuando la entonces secretaria de Estado de Igualdad Noelia Vera anunciaba su decisión de dejar atrás la política y emprender un cambio. No solo dejaba su cargo en el Gobierno, ya que la mano derecha de Irene Montero abandonaba también sus responsabilidades como secretaria de feminismos en Podemos. Y fue entonces cuando surgió la figura de Ángela Rodríguez Pam.

Vinculada a la formación morada desde 2014, cuenta en su haber con un sinfín de situaciones controvertidas. En 2015 se hizo público un chat interno del partido en el que la hoy secretaria de Estado de Igualdad llamaba “puta coja” a una compañera. Se trataba de Carmen Santos, la que fuera secretaria general de Podemos Galicia tras vencer en unas primarias a... ¿Saben quién? Efectivamente, a Rodríguez Pam.

Así narró su malestar por una situación vivida en el Parlamento: “Entró Carmen Santos y 4 señores empezaron a interrumpir diciendo cosas estúpidas ofensivas y de una forma bastante violenta. Que en un taller de dinámicas de participación mixta nos interrumpan de esa manera tan maleducada y agresiva, nos deslegitima por completo. No se lo hubiesen hecho a un hombre. No me siento ya atacada sino humillada, en plan no vuelvo a coger un micro en una buena temporada, como si todo lo que estuviésemos diciendo fuesen chorradas y no tuviésemos ni idea de feminismos, ni de nada en general. Preguntas desafiantes a pillar sin tener el turno, no sé un ambiente asqueroso y la puta coja al fondo. La del fondo era Carmen Santos.

Sobra decir que se pidió su dimisión desde distintas asosiaciones, incluso desde su propia formación.

Captura de pantalla del chat de grupo donde Ángela Rodríguez insultó a una compañera de partido.
Captura de pantalla del chat de grupo donde Ángela Rodríguez insultó a una compañera de partido. FOTO: La Razón (Custom Credit)

Hay que señalar, que justo dos días antes de salir a la luz esta “conversación”, ella misma había denunciado sentirse “humillada” en el Parlamento por las “risas” de dos policías en el Congreso cuando solicitó su entrada al recinto como miembro de la Cámara. “Me dice que cómo voy a ser diputada con esa cara de niña”, relató en las redes sociales, mientras insistía en que otro de los agentes secundó esas risas tras oír a su compañero manifestar con tono irónico: “Que la chica esta dice que es diputada, ja ja ja”.

En octubre de 2021, durante una mesa de debate sobre “Derechos sexuales y reproductivos” celebrada en la llamada Universidad de Otoño de Podemos, culpó al PSOE de no “atreverse a blindar el aborto como una prestación más del Sistema Nacional de Salud”. Y auguró una batalla muy dura con los socialistas por “la violencia obstétrica”, ya que, a su juicio, también hay “violencia machista en los hospitales” y debería considerarse violencia de género. Finalmente, pidió que las “menstruaciones díficiles” sean considerada como el resto de enfermedades y por tanto “baja laboral”.

Viaje con su “pandi” a Nueva York

Indignación provocó también el viaje que Irene Montero realizó a Estados Unidos, a cargo del erario público, y que fue visto por muchos como unas vacaciones, por mucho que la propia Rodríguez Pam se empleara en mandar una “agenda de actos” a todos los medios. El resultado de dicho viaje fue un cúmulo de fotos de la “pandi” en la Gran Manzana neoyorkina que provocó una airada respuesta, no solo en redes sociales sino en la escena política.

Y por qué decimos “pandi”, porque la ministra de Igualdad se llevó a su cuadrilla de amigas, entre las que se encontraban, además de la ya mencionada “Pam”, Isa Serra, en calidad de asesora del ministerio.

Polémico viaje de la ministra de Igualdad, Irene Montero, a Nueva York
Polémico viaje de la ministra de Igualdad, Irene Montero, a Nueva York FOTO: Twitter

Tampoco se salvaron de sus críticas los miembros de la Real Academia Española (RAE). Ante una consulta en redes sociale sobre la terminación “e” en la palabra “chique”, la RAE matizó lo siguiente: “El uso de la letra ‘e’ como supuesta marca de género es ajeno al sistema morfológico del español, además de ser innecesario, pues el masculino gramatical funciona como término inclusivo en referencia a colectivos mixtos, o en contextos genéricos o inespecíficos». Una respuesta que no gustó a la número 2 de Irene Montero, que no dudó en tildar de “dinosaurios” a sus miembros.

Risas por la excarcelación de violadores

Pero sin lugar a dudas ha sido la aprobación de su Ley del “solo sí es sí” la que más polémica ha suscitado. Ante el aluvión de críticas y ataques recibidos por el hecho de que casi 250 delincuentes sexuales se hayan beneficiado ya de la reducción de penas. La respuesta de las responsables de Igualdad ha sido unánime: acusar a los magistrados de retorcer la norma (prevaricar) y tacharles de “fachas con togas”.

Más allá de la autocrítica, se aferran a la idea de que esta ley protege a las mujeres, pese a que la reforma del Código Penal está mostrando resultados devastadores para las víctimas. Un asuntó baladí para Rodríguez Pam que no dudó en burlarse de esta situación en un foro organizado por Podemos. Entre risas y carcajadas, la secretaria de Estado de Igualdad se mofaba: “De los creadores de las personas van a ir al registro para cambiarse de sexo todas las mañanas, llega los violadores a la calle, oleadas”.

Además, restaba importancia al tiempo que los agresores sexuales pasan en prisión con esta polémica reflexión: “Es verdad que a lo mejor va a la cárcel después de haberla asesinado ya, o haberla violado (...) Cuando lo que te estás planteando es cómo acabas de verdad con la violencia machista, que un señor esté 11, 12, o 10 años y 5 meses, dependiendo de qué audiencia provincial esté analizando el caso (...) Esto es como chiste irónico experto para las locas del Ministerio de Igualdad”.

Pese a la cascada de asociaciones, particulares y partidos políticos que exigieron al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el cese de Ángela Rodríguez Pam por estas declaraciones, ella sigue en su puesto y mantiene la misma línea argumental. ¿Su última “gracieta”? Se burla de que en su familia se hable del «temita» de los «violadores a la calle»