Música

Ainhoa Arteta, en silencio por prescripción médica y su ex, silenciado por orden ministerial

La soprano está centrada en recuperar su salud y, especialmente, sus cuerdas vocales . La pupila de Plácido Domingo responderá vía judicial a su cuarto marido que, aplaza su participación en Sábado Deluxe, y amenaza con sacar a la luz grabaciones de la pareja en la intimidad.

Ainhoa Arteta
Ainhoa Arteta

Cuando ya se había anunciado la presencia de Matías Urrea, ex pareja de Ainhoa Arteta, en Sábado Deluxe, el militar se ha caído de la escaleta, por imperativo ministerial. Terelu Campos ha anunciado que el marino “no ha recibido la autorización del Ministerio para ir a plató. Según la colaboradora de Viva la vida, “Matías Urrea está haciendo lo imposible para poder sentarse en el Deluxe el próximo fin de semana”.

Se acalla así, de momento, el escándalo que ha puesto patas arribas la plácida existencia de Ainhoa Arteta y que ha cautivado a la audiencia por el inusual perfil de los personajes que lo protagonizan. Por un lado, el atractivo marino y capitán de corbeta, Matías Urrea Corvalán quién dejó su puesto como asesor de comunicación estratégica en el Cuartel General Supremo de las Fuerzas Aliadas en Europa, en la OTAN, y que actualmente trabaja el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). Y de otro, Ainhoa Arteta, una diva que ha conquistado los escenarios líricos más prestigiosos del planeta y considerada, actualmente, la mejor soprano española.

Ainhoa Arteta está al tanto de todo lo que se dice de ella en televisión pero permanece en silencio. Tan sólo coge el teléfono a sus imprescindibles: un ramillete escogido de amigos, además de su abogado y sus médicos. El motivo de que no se deje oír su impresionante voz tiene un motivo de peso: recuperar sus cuerdas vocales que se han visto afectadas por su frágil estado de salud.

“Ainhoa Arteta; guardar silencio para proteger su forma de vida” podría ser el título del docudrama en el que se ha visto inmersa la actual dama de la lírica española. Una mujer que, a pesar de haberse casado en cuatro ocasiones y ser la mejor cantante de ópera de España, había pasado bastante desapercibida para la prensa del colorín. A excepción de posar en exclusiva para Hola con motivo de sus bodas y participar en ‘MasterChef Celebrity’ o ‘Mask Singer’, la artista siempre ha dado el cante en los escenarios y ha evitado hacerlo en los platós de televisión. Pero el Covid, que ha convertido su vida en un infierno, está detrás del tsunami mediático que se avecina y que amenaza con cambiar su imagen para siempre.

Las inesperadas y trágicas secuelas del Covid en Ainhoa Arteta

La soprano vasca se contagió a principios de este año de Covid y, desde entonces, sufre las graves secuelas de la enfermedad. “Al principio pensaba que iba a ser más leve y que era asintomática, pero se fueron agravando los síntomas-dijo la soprano a Vanitatis el pasado mes de abril. La infección fue bajando poco a poco a los bronquios y a los pulmones, poniendo en peligro su voz y sus pulmones, su medio de subsistencia.

La soprano vasca, Ainhoa Arteta
La soprano vasca, Ainhoa Arteta

Cuando creía que había superado la enfermedad sin padecer secuelas, comenzaron los problemas de salud. En abril trascendía que padecía un edema en las tibias que la obligó a hacer reposo y, esa falta de movilidad, provocó que se desplazara en silla de ruedas por el aeropuerto de Barajas y que se sometiera a unas sesiones en una cámara hiperbárica. Le quitó importancia pero, desde su contagio, no ha levantado cabeza.

Ainhoa Arteta demostró de nuevo la firmeza de su voz
Ainhoa Arteta demostró de nuevo la firmeza de su voz

En julio, en plena gira, tuvo que interrumpir sus conciertos y estuvo ingresada un mes en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Fueron momentos complicados que no trascendieron al público. Lo que comenzó como un cólico nefrítico se complicó con una septicemia que la llevó a la UCI durante diez días, donde se le indujo un coma. Tras serle amputado varios dedos gangrenados y ver de cerca la muerte, la soprano tomaba una drástica decisión: separarse de Matías Urrea, el atractivo militar que la llevó al altar en junio de 2019, y con el que nunca llegó a legalizar su matrimonio.

Su unión con Matías Urrea, inmortalizada por ¡Hola! con un baile que parecía un fotograma de la película “Oficial y Caballero”, con un enlace de postín en el castillo de San Marco, ha dado pie a un culebrón. Un drama digno de opereta que interpretará esta noche el actor secundario, el capitán Matías Urrea, que se presenta como la última víctima de la diva: “He sido, durante 6 años, su asistente personal 24 horas, director de comunicación, manager, asesor financiero...si hubiera cobrado por esos trabajos sería bastante pasta”.

Dos hijos y cuatro bodas

Poco se conoce de la vida personal de Ainhoa Arteta a excepción de que se ha casado cuatro veces y tiene dos hijos. De sus padres, Esther Ibarrolaburu y de José Ramón Arteta, recibió 32 apellidos vascos y el incondicional apoyo en su carrera como intérprete lírica. A pesar de no tener recursos económicos estudió en el prestigioso Actors Studio de Nueva York y recibió clases de canto en Italia del profesor de Luciano Pavarotti.

Josep Carreras y Ainhoa Arteta
Josep Carreras y Ainhoa Arteta

Ha triunfado en el Metropolitan House neoyorquino, el Covent Garden londinense, y los más destacados teatros líricos del mundo, gracias a su voz y al apoyo de Plácido Domingo, su gran valedor. Considerada actualmente la mejor soprano española, ha tenido una vida sentimental de lo más ajetreada, y se ha vestido cuatro veces de novia.

La primera vez fue en 1988 con su amor de juventud, del que no trascendió el nombre. Diez años después, se casaría en el Ayuntamiento de Nueva York, con el barítono Dwyane Croft, padre de su hija Sarah. El divorcio le provocó una depresión que la obligó a hacer un parón en su carrera. En 2005 conoció al jinete vasco Jesús Garmendia, con quién tendría un hijo, Íker en 2010. Acabarían casándose en secreto en 2012 en el Ayuntamiento de Fuenterrabía y se divorciarían tres años después. Después conoció a Matías Urrea, capitán de corbeta murciano, con quién tras un largo noviazgo, en 2019, se daba un polémico “sí quiero” en el Puerto de Santa María.

El silencio de Ainhoa, de momento, sólo se romperá en los juzgados

Ha sido a raíz de su separación del atractivo militar con el que, en realidad, no se casó legalmente, cuando el nombre de Ainhoa Arteta ha dejado de escucharse en los teatros para adquirir protagonismo en los platós de televisión. Las filtraciones de su ex pareja a la prensa rosa sobre las causas del fin de la convivencia y el retrato que ha realizado de la diva, le han dado el pase de oro a Sábado Deluxe.

Ainhoa Arteta y Maías Urrea salen de la cena en honor al fotógrafo francés Jean-Daniel Lorieux después de presentar su exposición con motivo del día de los océanos, a 7 de junio de 2021, en Madrid, España.
CENA;EVENTO;FOTOGRAFO;RESTAURANTE
Jose Velasco / Europa Press
08/06/2021
Ainhoa Arteta y Maías Urrea salen de la cena en honor al fotógrafo francés Jean-Daniel Lorieux después de presentar su exposición con motivo del día de los océanos, a 7 de junio de 2021, en Madrid, España. CENA;EVENTO;FOTOGRAFO;RESTAURANTE Jose Velasco / Europa Press 08/06/2021 FOTO: Jose Velasco Europa Press

Tras confirmarse que Urrea está dispuesto a hablar de su vida íntima, e incluso, vender grabaciones comprometidas a Telecinco, la soprano ha anunciado, en un comunicado, que demandará a todos los que se han dedicado a especular sobre los motivos de su “matrimonio” y de su ruptura con el capitán murciano. Mientras su ex pareja se prepara para largar sobre ella, la cantante guarda silencio y no sólo por recomendación de su asesor legal.

La artista se ha aislado en un caserío que posee en el País Vasco, dónde la cuidan los suyos, y sólo atiende las llamadas de un reducido grupo de amigos. Entre ellos, está una de sus mejores amigas, testigo de su relación con Matías Urrea, que habla con LA RAZÓN sobre el difícil momento que vive Arteta, a nivel emocional y físico, después de estar diez días en la UCI, varios de ellos, en coma inducido.

Según este testimonio exclusivo, Ainhoa rompió con Urrea tras despertar del coma. Y es que, después de ver la muerte de cerca, la soprano supo que no quería pasar el resto de su vida junto al militar. Aunque no se descarta que la soprano pueda dar su versión de los hechos en un futuro, de momento, no habla por recomendación médica. Y es que, tras pasar el Covid en enero y el mes de julio en estado crítico en un hospital de Sevilla, sus cuerdas vocales se han resentido poniendo en peligro su sustento. Y recuperar su portentosa voz y volver a los escenarios es ahora su única prioridad.