Egos TV

La seria advertencia de Raquel Mosquera a Rocío Carrasco: “Debería tratarse, con todo pronóstico, la enfermedad del odio”

La que fuese mujer de Pedro Carrasco ha vuelto a mandarle una indirecta a la heredera universal de Rocío Jurado.

Raquel Mosquera y Rocío Carrasco
Raquel Mosquera y Rocío Carrasco FOTO: Gtres

El conflicto mediático que mantienen Raquel Mosquera y Rocío Carrasco no ha hecho nada más que empezar. Desde que la hija mayor de Rocío Jurado se despachase a gusto contra la que fuera la mujer de su padre, Pedro Carrasco, la polémica esta servida. “Mentirosa” o “manipuladora” son tan solo algunos de los adjetivos que Carrasco le ha dedicado a quien un día representó un gran apoyo para ella.

Raquel Mosquera y Rocío Carrasco
Raquel Mosquera y Rocío Carrasco FOTO: Mediaset

Mosquera no se quiso quedar callada ante las acusaciones que se han vertido sobre ella durante dos de los episodios de docuserie ‘En el nombre de Rocío’, y es por eso que no dudó en contestarla desde el programa ‘Viva la Vida’: “Lo dice para hacerme daño porque es así. La enfermedad más grande es la del odio, eso sí que es para tratar... Yo lo llevo muy bien, estoy en manos de un psiquiatra, trabajando, sacando a mis hijos y mi negocio adelante. No como tú y el que tienes al lado, que vivís de documentales y de programas”, deslizó la peluquera. Por su parte, la mujer de Fidel Albiac soltó una carcajada cuando, hace unos días ,la prensa le preguntó por este asunto.

Raquel Mosquera ha vuelto a la carga, y esta vez lo ha hecho a través de sus redes sociales, donde se muestra de lo más activa.

“A mi me enseñó el que fue mi marido, Don Pedro Carrasco, a defenderme de los golpes bajos. ¿Sabéis cómo? Hablando con el corazón y el alma, con la verdad, la sencillez, la honestidad y la humildad. Cosa que tú no tienes ninguno de esos calificativos. Cuando no tienes ni profesión, no has trabajado nunca, en tu vida, no sabes lo que es ir todos los días a trabajar, madrugar y sacrificarte en todos los sentidos, especialmente aún estando enferma como tú me dices a mi que estoy yo, por tus hijos, para que no les falte de nada, y especialmente las cosas más imprescindibles, como es, tener un hogar, alimentación, educación, atención médica...” ha comenzado diciendo la estilista de forma clara y directa.

Cuando a mí me empezó mi enfermedad fue cuando falleció el que fue mi marido Pedro Carrasco. Recordárselo a las mentes maquiavélicas, por tanto que sufrí, y caí, en una grandísima depresión y quise irme con el. No salía de mi casa tan solo a la peluquería en tres años, cosa que otras a los 2 o tres meses otras se iban a la feria de Sevilla o a cualquier otra fiesta. Gracias a dios yo soy tratada con un grandísimo y buen especialista en psiquiatría, cosa que otras se deberían de tratar, con todo pronóstico, la enfermedad del odio”, ha concluido Raquel Mosquera, recibiendo aplausos y críticas a partes iguales.