Famosos

¿Qué es la tanorexia, la patología que sufre Victoria Federica?

La imagen excesivamente anaranjada de la hija de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, objeto de memes

Victoria Federica, en una foto de su perfil de Instagram
Victoria Federica, en una foto de su perfil de Instagram FOTO: Vicmabor Vicmabor

Tanorexia o adicción al bronceado: “Dícese de la persona que genera una necesidad obsesiva para lograr un tono de piel más oscuro, ya sea tomando el sol al aire libre o en cabinas de rayos UV, que nunca puede alcanzar al creer tener un tono mucho inferior al real. Aunque el término “tanorexia” ha sido comúnmente utilizada por los medios de comunicación y varios doctores para describir el síndrome, tanto el propio síndrome como la palabra, no han sido ampliamente aceptadas por la comunidad médica, considerándose para muchos un argot”.

Y esto ni mas ni menos es lo que le pasa a Vic. Créanme que le he dado muchas vueltas preguntándome cómo nadie de su entorno le ha alertado de su excesivo tono tan subido y anaranjado más cercano a un risketo que al moreno sanluqueño que disfruta en casa de su amiga Rochi Laffon.

Los síntomas de este síndrome son la compulsión por aumentar y mantener el tono ganado experimentando excesiva ansiedad, competitividad con compañeros por conseguir el bronceado más oscuro, frustración e insatisfacción crónica por los resultados obtenidos, convencimiento constante de que su tono de piel es inferior de lo que realmente es o la pérdida de apetito provocada por la sensación de falta de horas al sol.

Estoy segura de que Victoria Federica empezó a darse cuenta de lo favorecida que estaba con un tono bronceado ( acuérdense de sus inicios cuando lucía con la piel blanca con ese “look” tan Morticia) . Y tan guapa se vio que se ha ido metiendo en una rueda sin fin ninguno.

Se lo pone todo encima y cada vez quiere más y más y por muy morena que esté, ella se sigue viendo blanca y eso exactamente es la tanorexia.

Me consta que toma el sol, que es adicta a los rayos uva faciales, que ademas se pone autobronceador a diario y para colmo se remata con terracotas. Y así le pasa que lleva un tono más propio de Trump que de una chica que si observamos genética no coincide para nada con el tono de piel de sus progenitores.

¿Se acuerdan de la mujer de Jesus Gil? A ella le pasaba lo mismo pero lo tenía mas fácil porque vivía en Marbella y tenía el sol a huevo.

De extanoréxica a tanoréxica voy a recomendar unos trucos infalibles para conseguir el bronceado más autentico y natural sin ser el hazmerreír y diana de tantos memes.

Cada vez estamos más acostumbrados a ver rostros morenos sin que sea verano. El efecto “bonne mine” no es otra cosa que lucir una piel saludable, con un color dorado y un acabado luminoso. Un rostro “sun kissed”, con una piel bronceada durante todo el año sin riesgo de manchas ni quemaduras.

Con un maquillaje bronceado natural podrá resaltar tus facciones y unificar el tono de tu piel. Pero, imitar a la perfección el color que nos aporta nuestra propia melanina cuando nos da el sol y lucir ese “bronzy look” no se consigue exclusivamente con “make up”, sino que es más efectivo gracias a la combinación de tratamiento y maquillaje.

Primero, te tienes que limpiar la piel cada día a conciencia, aquí me gusta mucho el limpiador de ISDIN, Essential Cleansing es un aceite limpiador facial suave y ligero que elimina eficazmente los restos de maquillaje “waterproof”, protector solar resistente al agua, partículas de polución y exceso de sebo. Su textura oil-to-milk permite transformar el aceite en una agradable emulsión al entrar en contacto con el agua, proporcionando una profunda limpieza, a la vez que preserva la hidratación y promueve un aspecto luminoso y radiante de la piel.

Segundo, te tienes que exfoliar bien la piel dos veces por semana y aquí te recomiendo Youthmud de Glamglow la forma favorita de Hollywood de conseguir una piel radiante al instante, “lista para la cámara”.
Esta mascarilla de tratamiento estimulante y exfoliante fue creada como una mascarilla profesional, utilizando una mezcla de arcilla, tecnología Teaoxi de hoja de té verde y minerales volcánicos exfoliantes para iluminar, suavizar y alisar la piel. Con la piel limpia y radiante podemos elegir el autobronceador progresivo en gotas que solo te tienes que poner una vez por semana mezclada con tu crema de cabecera favorita. Siempre voy a recomendar James Read. Por un lado Click & Glow Body, un autobronceador portátil en gotitas que debes mezclar con tu crema, loción, aftersun…. para a continuación aplicarlo a placer sobre rostro y cuerpo. Te vendrá genial para broncear la piel y conseguir un color luminoso y natural sin necesidad de sol o bien para alargar y realzar tu propio bronceado. Además, como tiene un bonito color caramelo, enseguida notarás si está bien mezclado. Puedes aplicarlo a mano desnuda, pero recuerda lavártelas después. Además, te doy un truquito de James Read para las piernas: pasa antes una bolsa de guisantes congelados y conseguirás que el autobronceador no se marque en los poros.

Por otro lado podrás probar también el nuevo Tan Edit, un borrador mágico que repara los errores más comunes del bronceado en casa. ¡No más miedo a broncearse en casa! Y esto, Vic, es fantástico para ti.

Si no te gusta teñirte con autobronceador me encanta “The color serum” de La Spiaggia, que está formulado con pigmentos soft-focus y ‘no transfer’: micropartículas reflectantes de la luz que sin cobertura efecto máscara disimulan imperfecciones y no manchan.

Otro top de ventas que por fin tenemos en España es Drunk elephant D-Bronzi, un cronógrafo que imita los beneficios de la vitamina D. Es ideal como bronceador para aumentar su tono natural y darle una textura sedosa. En mi opinión, lo mejor de este sérum es que ayuda a conseguir un bonito tono de color evitando la parte negativa de la radiación solar, así evitará el fotoenvejecimiento prematuro.

Y sí Victoria, siempre nos quedarán nuestros polvos de sol. Soy muy fan de los polvos Terracotta de Guerlain y de los Laguna de Nars. ¡Un clásico de culto y un básico de mi estuche de maquillaje! Dan un resplandor solar sutil y atractivo. No he encontrado ningún otro bronceador que me dé una apariencia tan natural. Pero con mesura Vic, mucha mesura.