Gente

El recuerdo eterno de Mila Ximénez: sus redes sociales, en manos de su familia

Son sus seres queridos quienes decidirán qué hacer con las plataformas oficiales de la colaboradora de ‘Sálvame’

Mila Ximénez
Mila XiménezGtres

Han pasado poco más de dos semanas desde que Mila Ximénez perdiera la vida a consecuencia del cáncer de pulmón que se le diagnóstico a comienzo del verano pasado. Tras despedirse de ella para siempre, sus seres queridos afrontan ahora el complicado reto de intentar seguir adelante con el profundo dolor que acarrea su ausencia. Aun así, la colaboradora de ‘Sálvame’ todavía está muy presente en el recuerdo de buena parte de la opinión pública, que la honra con todo tipo de homenajes a través de sus redes sociales. Sus perfiles en Instagram y Twitter siguen abiertos, conformando una especie de altar eterno al que sus seguidores pueden acudir siempre que quieran, a la hora que sea y desde donde cualquier lugar del mundo. Solo necesitan conexión a Internet.

Mi única biografía es seguir intentado ser mejor”, puede leerse en la presentación de los perfiles de Twitter e Instagram de Mila Ximénez. Ahora, esta especie de prólogo se ha convertido en un epitafio de ocho palabras y cuarenta y ocho caracteres, la principal unidad de medida de este mundo cibernético. Una frase que, sin duda, refleja a la perfección quién fue la tertuliana sevillana: una mujer que aprendió a no rendirse y a seguir adelante a pesar de la adversidad.

Significativa también es su última publicación en Instagram. A modo de agradecimiento, Mila Ximénez compartió el titular del artículo que Jorge Javier Vázquez le dedicó en la revista Lecturas: “Todo es mucho menos si tú no estás”. Un blog que el presentador de ‘Sálvame’ escribió de su puño y letra cuando descubrió que, por desgracia, tendría que acostumbrarse a la ausencia de su amiga más pronto que tarde. “Siempre consigues que me ate los cordones y baile con el miedo. Te quiero”, le contestó la sevillana. Esas fueron sus últimas palabras en Internet.

El día de su muerte, el 23 de junio de 2021, cientos de usuarios se dirigieron hacia su perfil en Instagram para mostrar su dolor ante la pérdida de uno de los personajes televisivos más queridos por parte de los espectadores. “Descansa en paz. España entera llora hoy”, lamentó uno de los seguidores de la tertuliana. “Con lo que deseabas vivir...”, apuntaba otra, que además compartió una anécdota que vivió con la colaboradora de ‘Sálvame’: “Te conocí hace veinte años. Ibas llorando sola y muy perdida por la fuente de Colón en Madrid, te sentaste a mi lado y yo, que estaba pasando por un divorcio y cambio de vida sin saber qué hacía en Madrid, me tocaste mi pierna, te levantaste y me dijiste ‘saldremos de esta’. Así fue”.

Todas estas muestras de cariño y apoyo se han eternizado gracias a la infinidad que ofrece la World Wide Web, y seguirán para siempre grabadas en los perfiles sociales de Mila Ximénez, bien hasta que quiebren los gigantes informáticos de Silicon Valley -si es que alguna vez lo hacen-, bien porque su familia decida cerrar para siempre todo rastro de la sevillana en Internet.

Las redes de Mila, en manos de su familia

Facebook e Instagram tienen protocolos a seguir una vez que uno de sus usuarios ha perdido la vida. Todos los miembros de la inmensa comunidad que conforman estas plataformas tienen la opción de escoger qué quieren hacer con su perfil una vez fallezcan. Por un lado, su cuenta puede convertirse en una especie de santuario digital, en el que sus amigos podrán seguir interactuando con el perfil y publicando mensajes en su honor. El extremo opuesto es que se borre para siempre. En ambos casos, es la familia quien debe notificar a la compañía el deceso antes de proceder de una u otra forma, justificando el mismo con el certificado correspondiente.

Twitter, en cambio, tiene una política muy diferente. Una vez que muere uno de sus usuarios, nadie, ni siquiera la familia, puede utilizar su perfil para crear una cuenta ‘in memoriam’ similar a las que ofrecen Facebook o Instagram. Las únicas opciones en la red social del pajarito son borrar para siempre el rastro del difunto o abandonarlo a su suerte en la inmensidad de Internet.

Las redes sociales de Mila Ximénez están en manos de su familia

En el caso de Mila Ximénez, parece que su familia todavía no ha tomado una decisión y, a 9 de julio de 2021, sus cuentas en Instagram y Twitter siguen abiertas, sin ningún tipo de movimiento, en una especie de pausa de la que nunca saldrán. Está en manos de los seres queridos de la tertuliana que sus cuentas desaparezcan para siempre o que, por el contario, se conviertan en un recuerdo inmortal.