Gente

Los extraños movimientos de los Mohedano tras la herencia de Rocío Jurado

Este es el único motivo por el que la artista hubiese cambiado el testamento

Rocío Carrasco, Ortega Cano y Rocío Jurado
Rocío Carrasco, Ortega Cano y Rocío Jurado FOTO: Gtres

En el último capítulo emitido de la serie documental ‘En el nombre de Rocío’, Rocío Carrasco ha hablado sobre el reparto de la herencia de su madre y los comportamientos de su familia mediática tras la muerte de la artista. La hija de ‘la más grande’ ha desvelado que, el único motivo por el que la cantante hubiese cambiado el testamente, era por ella y por su futuro lugar de residencia. “Un día estaba con ella en la habitación y me dice: ‘una pregunte que te voy a hacer... ¿tú te vendrías a esta casa a vivir con Fidel?”, relata la hija de Perro Carrasco.” Yo le digo que no. Tú sabes lo que he pasado en esta casa, he pasado los más felices pero también los peores. Vengo a esta casa por vives tú pero nunca jamás vendría a vivir”, le contesta a su madre. Después, la chipionera le realizó la misma pregunta a Albiac y, como este también dijo que no, salió en el testamento el dinero estipulado de la venta de la casa. “Mi madre solo hubiese cambiado ese testamento en algunas cosas de las que me preguntaba si yo en ese momento le digo sí. Ella lo hubiese cambiado. Se autoconvenció y se dio cuenta que estaba correctamente”, relataba.

La hija de Rocío Jurado también ha contado cómo fue el reparto de la herencia y ha desmontado los relatos de su familia sobre el testamento. El 1 de junio fallecía la artista y dejaba a su familia una grandísima fortuna que va desde inmuebles hasta objetos personales de valor, estimado en más de 7 millones de euros. Tras desvelarse esta herencia millonaria, Rocío Carrasco3 relata los extraños movimientos de su familia mediática ante semejante suma de dinero. “A partir de ese día con mi familia termina explotando. Cada uno termina por un sitio. Algunos juntos y otros por nuestro camino”, relata la hija de Pedro Carrasco. Desde ese momento, el clan se dinamitó y comenzaron las trifulcas entre ellos.

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco FOTO: Román Ríos EFE

“Se unen a la persona que más daño le ha hecho a su hermana en vida a su mujer, a su sobrina y a la hija de tu mujer. El que va fardando de que lo querían mucho y que moría con él y todo ese tipo de cosas”, sentencia Rocío Carrasco. Aunque la artista intentó que toda la familia quedase satisfecha con el reparto de sus bienes, no pudo evitar la ruptura de todos ellos y los numerosos conflictos que, a día de hoy, siguen teniendo.

Rocío Carrasco, tras la muerte de su madre, fue declarada como la heredera universal, poseedora de todos sus bienes materiales y musicales y objetos de valor, que ahora se exponen en el museo dedicado a la artista. Además, también le dejó y apartamento en Miami y la finca El administrador. La chipionera quiso que su hija fuese la más beneficiada en la herencia y le dejó hasta 10 veces más de patrimonio que al resto de toda la familia, algo que no sentó nada bien a los Mohedano. Sus hermanos pequeños se quedaron con la legítima estricta y Ortega Cano, al casarse en separación de bienes, se tuvo que conformar con lo que le dejó en vida.