Un terremoto sacude a la primera ministra de Nueva Zelanda en plena entrevista

En directo, así ha sido la reacción de Jacinda Ardern durante los temblores por un seísmo de 5,6 grados

En Nueva Zelanda, a los estragos de la pandemia se ha sumado un terremoto. Ha sido retransmitido en directo ya que la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, estaba dando una entrevista esta mañana cuando ha tenido lugar el seísmo.

Ardern se encontraba en el Parlamento neozelandés en la sala de las ruedas de prensa, con información relativa a la covid-19 detrás, mientras atendía a las preguntas en una entrevista en directo.

La primera ministra interrumpe al entrevistador de Newshub, Ryan Bridge, para decirle lo que está ocurriendo en el complejo parlamentario en la capital, Wellington.

Estamos teniendo un terremoto aquí Ryan, una sacudida decente”, indicó Ardern mirando hacia arriba y alrededor de la habitación. “Pero, um, es por si ves que se mueven las cosas detrás de mí”, advierte la “premier”.

Nueva Zelanda se halla en el conocido como anillo de fuego del Pacífico y como explica AP a menudo y debido a los frecuentes seísmos, se les llama las “Islas Temblorosas”.

El terremoto de hoy, de 5,6 grados en la escala Richter tuvo su epicentro en el océano, a 100 km del noreste de Wellington. En 2011, un terremoto cuyo epicentro fue la ciudad de Christchurch mató a 185 personas y destruyó el centro de la ciudad, que aún no se ha recuperado del todo.

A la mayoría de neozelandeses les sorprendió preparándose para empezar su semana laboral pues tuvo lugar un poco antes de las 8 de la mañana de hoy lunes.

El seísmo tuvo la suficiente fuerza como para tirar comida y los productos de las estanterías así como suspender el servicio de trenes. Sin embargo, no se registraron víctimas mortales.

Ardern continuó con su entrevista, avisando al periodista que el temblor había parado.

Estamos bien, Ryan", señaló. “No estoy bajo ninguna luz, parece que estoy en un buen sitio estructuralmente”, admitió.

Cuando luego le preguntaron al respecto qué pensaba durante este suceso, Ardern reconoció que lo que se le pasó por la cabeza durante el sismo fue un “¿en serio?”, recoge AP.

Tres días sin contagios

En plena pandemia de coronavirus, Ardern había anunciado el día anterior que a partir del viernes se permitían ya las reuniones de hasta 100 personas, sobre todo pensando en las celebraciones religiosas como las bodas y funerales.

El paso a esta fase se ha adelantado después de que por tercer día consecutivo Nueva Zelanda no haya registrado ningún caso de SARS-Cov-19. Nueva Zelanda es uno de los ejemplos mundiales en la contención del virus.

“Podrán darse muchas más reuniones. Estos cambios son buenas noticias para los negocios”, indicó el domingo Ardern durante su comparecencia habitual ante los medios de comunicación para hacer balance de la situación de la pandemia.

Semana laboral de cuatro días

Según informa Europa Press, la primera ministra sugirió el jueves introducir una semana laboral de cuatro días a la semana para contribuir a la reactivación del sector turístico, mejorar la productividad y reactivar la economía del país ante la crisis generada por el coronavirus.

En un vídeo difundido a través de su página de Facebook, la mandataria puso sobre la mesa la idea de reducir la jornada laboral y añadir vacaciones para que la población pueda desplazarse dentro del país y estimular la economía nacional.