Reino Unido se vuelca con la OTAN: proporciona sus portaaviones Queen Elizabeth, cazas F35B y una brigada

Londres anuncia 1.160 millones para armas en Kiev. “Las armas británicas están transformando las defensas de Ucrania contra este ataque” ruso, dice Boris Johnson

El portaaviones Prince of Wales británico
El portaaviones Prince of Wales británico FOTO: La Razón (Custom Credit)

Reino Unido está demostrando nuevamente que es uno de los socios más activos y aplicados de la OTAN. En la cumbre de Madrid ha anunciado una mayor contribución militar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte en respuesta a las acciones rusas en el este de Europa. Londres ha anunciado en Madrid que enviará 1.600 soldados más a Estonia -donde ya tiene 2.000 efectivos- para proteger el flanco este ante posibles agresiones de Rusia. “El Nuevo Modelo de Fuerza y nuestra presencia en Estonia garantizarán que la Alianza pueda responder al ritmo, ayudando a determinar la estabilidad en toda Europa en las próximas décadas”, ha dicho Ben Wallace, secretario de Defensa, en la cumbre de la OTAN en la capital de España.

El ministro de Defensa británico ha afirmado que su país ha puesto a disposición del Comandante Supremo Aliado de la OTAN en Europa todo un arsenal de armas, barcos y cazas, con aviones de combate RAF Typhoon y F-35B Lightning, buques de la Royal Navy, incluidos los portaaviones Queen Elizabeth Class, y fuerzas terrestres del tamaño de una brigada. Todo ello como parte del Nuevo Modelo de Fuerza.

Además de aumentar el despliegue de tropas británicas en Estonia, Londres ha ordenado el envío de cientos de tropas en Polonia y ha enviado más aviones para realizar vigilancia aérea en Rumania. Mientras tanto, el HMS Prince of Wales ha liderado la Fuerza de Alta Preparación Marítima de la Alianza desde enero de 2022. Londres también ha anunciado que ampliará la sede actual del Reino Unido en Tallin, que estará dirigido por un general de brigada que apoyará el despliegue rápido de fuerzas de alta preparación a nivel de brigada.

Este anuncio coincide con el que ha realizado el Gobierno de Reino Unido sobre el envío de más de 1.160 millones de euros (1.000 millones de libras) en asistencia militar para ayudar a Ucrania a hacer frente a las tropas rusas.

“Las armas, el equipo y el entrenamiento de Reino Unido están transformando las defensas de Ucrania contra este ataque. Y continuaremos respaldando firmemente al pueblo ucraniano para garantizar que Putin fracase en Ucrania”, ha asegurado el primer ministro británico, Boris Johnson, en declaraciones recogidas por ‘Evening Standard’.

El mandatario de Reino Unido ha anunciado este nuevo paquete de ayuda a Ucrania durante el primer día de la cumbre de la OTAN en Madrid. Esta nueva dotación eleva el apoyo económico y militar total de Reino Unido a Ucrania a más de 4.410 millones de euros (3.800 millones de libras).

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, agradeció a Johnson el papel “clave” de su país en la Alianza y las aportaciones al fortalecimiento de la capacidad de defensa y disuasión de la organización transatlántica.

El mejor aliado de Ucrania

Reino Unido ha sido uno de los países que más rápido ha reforzado el flanco este de la OTAN tras el estallido de la guerra con el envío de soldados y barcos. Además, ha dicho que entregará más de 1.600 millones de euros en armas avanzadas para Ucrania.

Londres ha anunciado la donación a Ucrania de sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple M270 con municiones de precisión M31A1. Ha enviado más de 5.000 armas antitanque ligeras de próxima generación. Son los llamados Nlaws, diseñados para destruir tanques a corta distancia con un solo disparo. Otra de las piezas clave suministras a Kiev son “cientos” de misiles Brimstone, además de 120 vehículos blindados, incluidos los vehículos de patrulla Mastiff. El secretario de Defensa británico informó también del envío de “docenas” drones de carga pesada y cinco sistemas de defensa aérea, incluidos misiles Starstreak.

Reino Unido lidera la Joint Expeditionary Force, una fuerza militar conjunta al margen de la UE muy involucrada en la defensa de Ucrania, en la que participan además de Reino Unido países como Noruega, Dinamarca, Finlandia, Suecia, Islandia, Estonia, Letonia, Lituania y los Países Bajos. Para algunos, es el auténtico ejército europeo que la UE parece incapaz de poner en marcha.