Monasterio a Iglesias: “No está acostumbrado a que una mujer le mire a los ojos y le diga cuatro cosas”

Abascal asegura que “si es inventado lo del puñetero consentido de la política, exigiremos ir hasta las últimas consecuencias”

Rocío Monasterio, en un mitin en la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes
Rocío Monasterio, en un mitin en la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes FOTO: Jesús G. Feria La Razón

La candidata de Vox, Rocío Monasterio, llenó en la Plaza de Toros de San Sebastián de los Reyes entre gritos de “¡presidente!” en uno de los actos centrales de la campaña y no evitó lanzar duras críticas contra el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, después del polémico debate de la SER. “No está acostumbrado a que una mujer le mire a los ojos y le diga cuatro cosas (…) que le mire a los ojos y le dice levántate y lárgate y se va como un corderito (…) Le vamos a acostumbrar a algunas cositas...ya estamos consiguiendo que salgan como corderitos acobardados...”, sentenció.

Monasterio insistió en la idea de que “no me creo nada de este Gobierno”. Y en esta desconfianza reparó también el presidente de Vox, Santiago Abascal, que recordó que el partido se ha presentado como acusación popular en el juicio que investiga las amenazas contra Marlaska, Iglesias y Gámez. “Que investiguen los jueces, si son reales, continuaremos y si son inventadas, exigiremos que se siga hasta las ultimas consecuencias. Tenemos motivos para desconfiar del gobierno socialdelincuente”.

Abascal no ocultó su malestar por los hechos ocurridos en Vallecas en su arranque de campaña y en el hecho de que no hubiera una sola condena por parte del PSOE y Podemos. “¿Dicen que la sangre de la cabeza abierta de ua diputada de Vox es ketchup?” y de que se escucharan frases del tipo: “Os mataremos como en Paracuellos”.

El “comediante y llorón”

El líder de Vox repasó las 87 amenazas a su familia “mientras Iglesias estaba en la guarida de ETA”, al que calificó de “comediante y llorón” por el hecho de que desde Vox se le llame “rata y chepudo”. De paso criticó la “neolengua” de Gabilondo y marcó distancias con el PP, llamando a Casado “la veleta azul”. “No es lo mismo cuando ganó el PP a lo que acabó diciendo en la moció de cesura y él se puso enmedio. Ahora quiere que se haga un cruce entre nuñez Feijoo y Ayuso. ¿Quiere imponer las lenguas regionales persiguiendo el español como se ha hecho en algunas comunidades del PP”.

El mitin concentró a numerosos simpatizantes que acudieron a la Plaza de Toros de San Sebastián de los Reyes: 2.500 participantes en el interior, según el partido( el 40% del aforo covid” y 500 personas en pantallas en el exterior.