Las mujeres vegetarianas son un 33% más propensas a sufrir fracturas de cadera, según un nuevo estudio

La revista “BMC Medicine” ha publicado un estudio que revela el riesgo para la salud de llevar una dieta vegetariana

Sartenes antiadherentes
Mujer cocinando verduras en una sartén FOTO: FREEPIK

En la última década el número de personas que están recurriendo a dietas basadas en frutas, verduras y legumbres ha crecido en gran medida. De acuerdo con los datos arrojados por el estudio “The Green Revolution” realizado por la consultora Lantern, en España hay en torno a 315.000 veganos. Esto significa que, en menos de 2 años, la población vegana ha crecido en más de un 60% (comparando con el informe de 2019). Muchas de estas personas se sienten atraídas por los “beneficios” para la salud que ofrecen, sin embargo la realidad es que también existen ciertos riesgos para la salud. En un estudio publicado en la revista “BMC Medicine” la semana pasada, se reveló que, las mujeres que no comen carne y pescado tienen un riesgo un 33% mayor de sufrir fracturas de cadera.

Según los investigadores, esto podría deberse a que este tipo de personas tienen una menor ingesta de nutrientes que están relacionados con la salud ósea y muscular. “Y refuerza el consejo de que los vegetarianos deben fortalecer sus dietas con nutrientes clave”, agregaron. El equipo de la Universidad de Leeds investigó el riesgo de fractura de cadera en carnívoros ocasionales, pescetarianos (que comen pescado pero no carne) y vegetarianos en comparación con los carnívoros habituales. Entre las 26.318 mujeres, se observaron 822 casos de fractura de cadera, en un periodo de aproximadamente 20 años, lo que significa que alrededor del 3% de las mujeres la experimentaron. El análisis encontró que después de ajustar factores como el tabaquismo y la edad, los vegetarianos eran el único grupo con un riesgo elevado de fractura de cadera. El equipo también descubrió que el IMC promedio entre los vegetarianos era ligeramente más bajo que el promedio entre los carnívoros regulares. Investigaciones anteriores han mostrado un vínculo entre un IMC bajo y un alto riesgo de fractura de cadera, lo que podría ayudar a explicar el hallazgo.

¿Son buenas las dietas vegetarianas o veganas?

El 39 % de los españoles cree que existe un estigma en torno a ser vegetariano o vegano.
El 39 % de los españoles cree que existe un estigma en torno a ser vegetariano o vegano. FOTO: pixabay

El autor principal, James Webster, dijo que las dietas vegetarianas pueden variar, y algunas aún no son saludables. “Nuestro estudio destaca las preocupaciones potenciales sobre el riesgo de fractura de cadera en mujeres que tienen una dieta vegetariana”, explicó, a lo que añadió: “Sin embargo, no advierte a las personas que abandonen las dietas vegetarianas. Al igual que con cualquier dieta, es importante comprender las circunstancias personales y qué nutrientes se necesitan para un estilo de vida saludable y equilibrado. Las dietas vegetarianas pueden variar mucho de persona a persona y pueden ser saludables o no saludables, al igual que las dietas que incluyen productos de origen animal. Sin embargo, es preocupante que las dietas vegetarianas a menudo tengan una menor ingesta de nutrientes que están relacionados con la salud de los huesos y los músculos. Estos tipos de nutrientes generalmente son más abundantes en la carne y otros productos animales que en las plantas, como las proteínas, el calcio y otros micronutrientes. La baja ingesta de estos nutrientes puede conducir a una menor densidad mineral ósea y masa muscular, lo que puede hacerlo más susceptible al riesgo de fractura de cadera”.

Las dietas vegetarianas han ganado popularidad en los últimos años, a menudo se percibe como una opción dietética más saludable, con evidencia previa que muestra que puede reducir el riesgo de varias enfermedades crónicas, como diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer, en comparación con las personas que también comen carne. Sin embargo, también se ha relacionado con efectos negativos como la mala salud de los huesos. La coautora, la profesora Janet Cade, relató: “La fractura de cadera es un problema de salud global con altos costos económicos que causa la pérdida de independencia, reduce la calidad de vida y aumenta el riesgo de otros problemas de salud”. Las dietas basadas en plantas se han relacionado con una mala salud ósea, pero ha habido una falta de evidencia sobre los vínculos con el riesgo de fractura de cadera. “Este estudio es un paso importante para comprender el riesgo potencial que las dietas basadas en plantas podrían presentar a largo plazo y qué se puede hacer para mitigar esos riesgos”. Por último, no tener un peso bajo, fortalecer la dieta con nutrientes clave y ser físicamente activa para fortalecer los huesos y los músculos, son algunas de las formas en que las mujeres vegetarianas pueden ayudar a mantener la salud de sus huesos, explicaron los autores.