Qué tiempo hará mañana, viernes, 23 de julio

Las temperaturas dan un pequeño respiro, excepto en el valle del Guadalquivir, del Ebro y en el sudeste peninsular

No baje la guardia con el calor, en algunos puntos el termómetro continúa subiendo
No baje la guardia con el calor, en algunos puntos el termómetro continúa subiendoSalasEFE

Para el comienzo del fin de semana se espera que en Galicia y área cantábrica haya cielos nubosos con precipitaciones, más débiles y menos probables hacia el este.

Se esperan cielos nubosos en el norte de Canarias, con probables lluvias débiles y dispersas.

Habrá intervalos nubosos en el área del Estrecho y Melilla.

En el resto del país predominarán los cielos poco nubosos o despejados, aunque con algunas nubes altas en la mitad norte peninsular. Además, en el interior este peninsular podrían formarse nubes evolución diurna en niveles medios y altos, sin descartar algún amago tormentoso ocasional, con escasa o ninguna precipitación, pero acompañado de rachas muy fuertes de viento.

Posibilidad de nieblas costeras en el litoral mediterráneo peninsular. Podría haber calima, principalmente en altura, en el sur peninsular y de Baleares y en las islas orientales de Canarias.

Las temperaturas irán en descenso en las vertientes atlántica y cantábrica, que será notable en el interior del tercio noroeste peninsular, excepto en el valle del Guadalquivir, donde apenas cambian. Sin embargo, ascenderán en el extremo sudeste peninsular, y más ligeramente, en el medio Ebro. Se superarán los 36-38 grados en la mitad este peninsular, valle del Guadalquivir y Baleares, alcanzándose los 40-42 grados en zonas del valle del Ebro, sur de Valencia y otros puntos del extremo sudeste peninsular.

Se esperan vientos del oeste y suroeste en las vertientes atlántica y cantábrica, y vientos del sur o sudeste en el área mediterránea y valle del Ebro. Alisios localmente fuertes en Canarias.