Españoles y portugueses, los europeos que más salario han perdido por la pandemia

En el caso de España, la pérdida se elevó al 12,7% entre el primer y segundo trimestre del año. La principal razón no ha sido la supresión de puestos de trabajo, sino la reducción de las horas trabajadas

Camareros limpiando y poniendo las mesas en las terrazas de los bares a primera hora de las mañana
Camareros limpiando y poniendo las mesas en las terrazas de los bares a primera hora de las mañanaÁlex Cámara Europa Press

España es el segundo país de la Unión Europea, por detrás de Portugal (-13,5%), con más pérdida de salario por el impacto de la pandemia en la economía, según el informe global sobre salarios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esa pérdida se elevó al 12,7% entre el primer y segundo trimestre del año, aunque la principal razón no ha sido la supresión de puestos de trabajo, sino la reducción de las horas trabajadas. El primer factor representa el 3% de la pérdida de ingresos para los trabajadores, mientras que al segundo corresponde el 9,7%, según los datos que la OIT incluye en su informe.

“Como habíamos mostrado en informes anteriores, España es uno de los países donde hay más desigualdad salarial en el conjunto europeo. Con la Covid, la realidad es que los subsidios que se dieron en España han ayudado mucho a que no hubiese un colapso del promedio de los salarios”, dijo a Efe la autora principal del informe, Rosalía Vázquez-Álvarez.

“Los subsidios salariales se han utilizado ampliamente en Europa para prevenir despidos masivos y han permitido para compensar alrededor de la mitad de las pérdidas salariales causadas por la reducción de la jornada laboral, mitigando así el aumento de la desigualdad”, señala el informe de la OIT. En ese contexto, los salarios mínimos y los subsidios a los trabajadores son considerados las principales armas para evitar una crisis social todavía peor. “Estimamos que los subsidios que se han dado a los trabajadores en muchos países han compensado hasta el 40% de la pérdida total de salarios”, dijo el director general de la OIT, Guy Ryder. “Debido a que estos subsidios benefician sobre todo a los trabajadores con menores ingresos, es probable también que estas políticas ayuden a contener la tendencia a un aumento de la desigualdad”, agregó.

Podio: Portugal, España e Irlanda

Portugal, el país más perjudicado de todos, registró una pérdida de remuneraciones del 13,5%, según los datos proporcionados por las autoridades nacionales a la OIT. Los otros países más afectados (según un análisis que ha tenido en cuenta a la UE de Veintisiete más Noruega) han sido Irlanda, donde la pérdida de salario fue del 10,9% y Francia, con -10%.

Los más perjudicados: mujeres y sueldos más bajos

Los efectos más adversos de la crisis se han hecho sentir en el salario de las mujeres y de los trabajadores con remuneraciones más bajas, provocando un aumento de las desigualdades desde el inicio de la pandemia. Por género, la pérdida de salario fue más acentuada entre las mujeres en España (-14,9%) que entre los hombres (-11,3%). En cuanto a la diferencia entre los salarios más altos y los más bajos, la pandemia “ha creado una brecha salarial incluso más grande de la que había antes, cuando era aproximadamente del 24%, mientras que ahora es del 36%, es decir ha habido un gran aumento”, analizó la experta.

La crisis sanitaria ha golpeado a España después del primer año (2019) en el que se observaba el incremento de salarios más alto de los últimos seis a siete años, y que alcanzó el 1,2% en términos reales. La pandemia de la Covid-19 provocó que en el primer semestre de 2020 los salarios mensuales de dos terceras partes de los países sobre los que se disponía de datos oficiales se redujeran o crecieran más lentamente. “Además, es probable que en el futuro cercano la crisis ejerza una inmensa presión a la baja sobre los salarios”, señala la OIT.