IAG firma con Air Europa el préstamo de 100 millones con el que se hará con el 20% de su capital

La operación se rubricó ayer. El holding hispano-británico espera controlar el paquete en un plazo de seis meses

Varios aviones de Iberia en la pista de la Terminal 4 (T4) del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas
Varios aviones de Iberia en la pista de la Terminal 4 (T4) del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas FOTO: Alejandro Martínez Vélez Europa Press

IAG y Air Europa rubricaron ayer el préstamo participativo de 100 millones de euros que el holding hispano-británico ha concedido a la aerolínea del Grupo Globalia y que le servirá más adelante para hacerse con un 20% de su capital. Así lo ha anunciado hoy el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, durante la junta de accionistas del grupo.

Los cálculos de IAG apuntan a que pueda transformar este préstamo en capital en un plazo de unos seis meses. No obstante, la ambición del holding, como ha repetido hoy una vez más Gallego, es “adquirir la totalidad de la compañía” de la familia Hidalgo. Con ello, ha asegurado el directivo de IAG, el grupo demuestra “su decidida apuesta por el hub de Madrid y la conectividad aérea de España, claves para la recuperación del turismo y la economía española y poder competir con los principales hubs europeos”. Esta operación “estratégica” permitiría consolidar el liderazgo de Madrid en el Atlántico Sur y apostar por la conectividad con Asia y el Medio Oriente, remató.

El préstamo de 100 millones forma parte del nuevo plan trazado por IAG para hacerse con Air Europa tras la ruptura en diciembre del anterior acuerdo de compra rubricado a finales de 2019 y modificado después varias veces hasta su ruptura. Tras ella, el pasado mes de marzo, IAG y Globalia llegaron a un nuevo pacto por el que el grupo de aerolíneas de Iberia concederá a Globalia un préstamo no garantizado de 100 millones de euros a siete años con la opción de convertirlo en una participación de hasta un 20% en el capital de Air Europa. El acuerdo prevé un periodo de exclusividad de un año mientras se llevan a cabo las conversaciones y va acompañado de un derecho a igualar cualquier oferta de terceros por la aerolínea en los próximos tres años, junto con un derecho de salida junto a Globalia en caso de que ésta decida vender Air Europa en el futuro.

El siguiente paso en esta maratoniana operación -arrancó a finales de 2019- es que las diferentes autoridades de competencia involucradas en la operación autoricen la conversión del crédito en ese 20% de capital. Con este porcentaje, no obstante, “no vamos a tener influencia en la gestión de Air Europa” y, de hecho “no hacemos planes con ella”, explicó hace un par de semanas Javier Sánchez-Prieto, presidente de Iberia, en un encuentro con medios en Washington con motivo del vuelo inaugural de la ruta que une Madrid con la capital de Estados Unidos. Esa no intervención en la gestión de la compañía del Grupo Globalia es lo que va esgrimir Iberia ante las autoridades de competencia de Reino Unido, España y Alemania para que den luz verde a una adquisición que, si todo marcha según los planes de Iberia, debe concluir con la compra de la totalidad de Air Europa en un plazo aproximado de un año y medio.