Defensa destina 4.300 millones para los nuevos Eurofighter de Canarias y la modernización de la flota de la península

Además de los 2.043 millones para la compra de 20 cazas para el archipiélago, invertirá otros 2.250 para su evolución

Dos Eurofighter del Ala 14
Dos Eurofighter del Ala 14 FOTO: Ejército del Aire

El Ministerio de Defensa continúa avanzando en la modernización de las Fuerzas Armadas por tierra, mar y aire. Primero fueron el submarino S-80 y la fragata F-110 para la Armada, después, el blindado 8x8 “Dragón” para el Ejército de Tierra, y, pronto, se firmará la compra de un nuevo lote de 20 cazas Eurofighter para el Ejército del Aire. Este último programa, bautizado como “Halcón”, permitirá reemplazar los veteranos F-18 de la base aérea de Gando (Gran Canaria) y reforzar la defensa aérea del archipiélago canario. El departamento que dirige Margarita Robles destinará 2.043,9 millones a esta operación, según confirman fuentes oficiales a Infodefensa.com.

Pero la inversión en aviones de combate no acaba aquí. El ministerio además meterá otros 2.250 millones en los próximos cinco años, hasta 2026, en el programa responsable de la gestión del mantenimiento y la modernización de la flota de 69 Eurofighter operativa en las bases de Albacete y Morón de la Frontera (Sevilla). En total, 4.293 millones de euros que permitirán al Ejército del Aire dar un salto importante en sus capacidades.

Ambos programas recibieron el pasado mes de diciembre el visto bueno del Ministerio de Hacienda y del Gobierno en el Consejo de Ministros, sin embargo, hasta ahora no había trascendió el presupuesto autorizado para su lanzamiento. Si sumamos los dos proyectos, estamos ante una inversión solo comparable con la realizada en las fragatas F-110, un programa que se sitúa en los 4.325 millones. El resto de grandes programas como el submarino S-80 (3.900 millones) o el “Dragón” (2.100 millones) quedan por detrás.

Programa “Halcón” y modernización de la flota

El proyecto “Halcón” contempla la adquisición de una versión evolucionada del Eurofighter para sustituir a los 20 aviones F/A-18A en servicio en la base aérea de Gando, adquiridos de segunda mano a Estados Unidos en 1995. Estos cazas llegarán al final de su vida en 2024. España y Alemania van de la mano en este programa.

El presupuesto está dividido en diez anualidades: 30.000.000 euros, en 2022; 264.785.000 euros, en 2023; 263.109.000 euros, en 2024; 318.500.000 euros, en 2025; 246.681.000 euros, en 2026; 274.589.000 euros, en 2027; 191.311.000 euros, en 2028; 203.411.000 euros, en 2029; 84.500.000 euros, en 2030; y 167.002.000 euros, en 2031.

Los 2.250 restantes irán a parar al conocido como programa de Modernización y Apoyo EF2000 (Eurofighter) encargado de las actividades de apoyo logístico integrado (ILS, por sus siglas en inglés), así como de la evolución del avión, con la adquisición de mejoras y nuevas capacidades. El objetivo del mismo es garantizar la operación de la flota actualmente operativa hasta más allá de 2045. En este caso, la inversión está repartida de la siguiente forma: 100 millones en 2022; 550 millones al año, entre 2023 y 2025; y otros 500 millones, en 2026. En el marco de este programa, el Ejército del Aire ha llevado a cabo recientemente, por ejemplo, la integración del misil Meteor en sus Eurofighter, lo que mejora significativamente la capacidad aire-aire del avión de combate.

Caza de combate Eurofighter en un hangar
Caza de combate Eurofighter en un hangar FOTO: Ejército del Aire

Tras el visto bueno de Hacienda en diciembre, el Ministerio de Defensa tiene previsto cerrar a lo largo de la primera mitad de este año el contrato de los 20 Eurofighter para Canarias con el consorcio industrial Eurofighter, del que forma parte Airbus, líder del programa Eurofighter en España. El proyecto, no obstante, debe pasar primero por el Consejo de Ministros antes de la firma.

Programa vital para la industria

España es uno de los cuatro países socios del caza europeo, con una participación en el programa del 13%. Reino Unido, Alemania e Italia son los otros tres. El epicentro industrial es la planta de Airbus en Getafe. Estas instalaciones han ensamblado los cazas del Ejército del Aire español y además fabrican el ala derecha de todos los Eurofighter fabricados en el mundo. De aquí también saldrá el nuevo pedido.

La inversión no solo permitirá la modernización de las capacidades del Ejército del Aire, sino que además implica una importante carga de trabajo y retornos para la industria aeroespacial española. El programa genera en este sector más de 20.000 empleos entre directos, indirectos e inducidos. Además de Airbus, se benefician otras compañías como Indra, ITP Aero, Tecnobit o CESA.

Ensamblaje de Eurofighter en la planta de Airbus en Getafe
Ensamblaje de Eurofighter en la planta de Airbus en Getafe FOTO: Airbus

El Ejército del Aire dispone de una flota de 69 cazas Eurofighter (17 Tranche 1, 32 Tranche 2, 20 Tranche 3), repartidos entre las bases de Los Llanos (Albacete) y Morón de la Frontera (Sevilla). El último llegó en enero de 2020.

Airbus está inmersa en la actualidad en su centro de Getafe en el retrofit de los 17 Eurofighter de la Tranche 1. La compañía ya ha entregado cuatro aviones y trabaja en otros cinco. Esta modernización introducirá en las plataformas aéreas de la Tranche 1 nuevos equipos de la Tranche 2 y 3 como el Computer Symbol Generator, Digital Video and Voice Recorder, Laser Designator POD o Maintenance Data Panel.

Dentro del plan de mejora de capacidades del sistema, la planta madrileña comenzará a instalar a partir de 2023 en la flota de Eurofighter del Ejército del Aire el nuevo radar de barrido electrónico Escan adquirido por España y Alemania. En el caso español, por el momento solo se han comprado cinco radares, si bien el compromiso es contratar otros 17. Todo apunta que la nueva inversión aprobada permitirá hacer realidad este pedido.

Nuevas inversiones en las Fuerzas Armadas

Los 4.300 millones de euros en el Eurofighter no es la única inversión para la modernización de las Fuerzas Armadas aprobada en el último año. El Ministerio de Defensa entró a mitad de 2021 en la segunda fase del Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS), coordinado en España por Indra, y comprometió 2.500 millones de euros hasta 2027, además firmó la compra de tres aviones MRTT, un programa valorado en 810 millones de euros, y de 36 helicópteros H135 -la mitad para Interior- por 310 millones de euros. En diciembre, el Ministerio de Hacienda, junto con la autorización al programa “Halcón” y la evolución de los Eurofighter actuales, dio luz verde a la actualización de la flota de 18 helicópteros de ataque Tigre HAD de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército (Famet) por 1.185 millones de euros.

Entre medias, Defensa firmó con Navantia la orden de ejecución del nuevo BAM de intervención subacuática de la Armada, este proyecto tiene un presupuesto de 200 millones de euros; y recibió el visto bueno de Hacienda para poner en marcha programas para el sostenimiento de la flota de RPAS “Predator” por 80 millones.