Olga Moreno ya no esconde su distanciamiento de Antonio David

Aunque en su día aseguraron que seguían siendo “una familia”, parece que las tensiones entre ellos han terminado aflorando tras su separación

Antonio David y Olga Moreno
Antonio David y Olga Moreno FOTO: Gtres

Ya han pasado varios meses desde que se dio a conocer la ruptura entre Antonio David Flores y Olga Moreno tras cerca de dos décadas de relación. Aunque en un principio se habló de separación amistosa, parece que, con el paso del tiempo, las tensiones entre ellos han ido aflorando tras el divorcio. Es posible que las informaciones que llegan sobre el incipiente romance entre el malagueño y Marta Riesco hayan mecho mella en la empresaria andaluza, que todavía no ha superado del todo el fin de su matrimonio. Al menos, así lo sugieren las últimas pistas que ella misma ha puesto a la vista de todos.

Ayer, Olga Moreno decidía dar un paso más en su carrera mediática y registró un perfil propio en Instagram. Antes, ya contaba con una cuenta dedicada a su tienda de ropa en Málaga, pero en esta segunda publicará contenido más personal. En menos de 24 horas, la ganadora de ‘Supervivientes 2021′ ha conseguido la friolera de más de 65.000 seguidores, pese a que ella solo sigue a 20 personas. Veinte personas entre las que, por cierto, no se encuentra Antonio David Flores, su expareja.

La empresaria sigue a rostros conocidos como Raquel Bollo, Albert Barranco o Marta López, al novio de Rocío Flores, Manuel Bedmar; y a varias cuentas de clubes de fans dedicadas a ella. Sin embargo, Olga Moreno parece no querer saber nada de Antonio David Flores, al menos, en el mundo cibernético. Tampoco él ha empezado a seguir a su todavía mujer en su nueva cuenta personal, una prueba más que indica que entre ellos se ha producido una especie de distanciamiento.

Como se ha comentado anteriormente, Olga Moreno podría estar disgustada con las últimas informaciones que se han publicado sobre Antonio David y Marta Risco, especialmente con las declaraciones de esta última, que señaló abiertamente que quería casarse con el malagueño y tener hijos.

Pero, además, en la cuenta persona de Instagram de Olga Moreno se encuentra otra pista que podría sugerir qué intenciones tiene a la hora de registrar un perfil propio en la red social. La andaluza sigue a Agustín Etienne e Irene Valls, dos conocidos representantes que podrían ayudarla a forjar una exitosa carrera en las plataformas digitales. Como influencer, podría generar nuevos ingresos más allá de su tienda de ropa, una jugosa inyección que vendría muy bien a la economía familia. ¿Acaba de nacer una estrella?