Gente

La Reina Isabel II abandona el Palacio de Buckingham de forma definitiva

La monarca residirá de forma oficial en el Castillo de Windsor

La Reina Isabel II
La Reina Isabel II FOTO: Steven Paston GTRES

Fue en marzo de 2020 cuando la Reina Isabel II y su marido, el príncipe de Edimburgo, decidieron trasladarse provisionalmente al Castillo de Windsor para pasar el confinamiento y los primeros meses de pandemia. El recinto cuenta con mucha extensión de terreno y está rodeado de jardines y naturaleza, una zona ideal para mitigar la sensación de encierro que trajeron las medidas de contención del coronavirus. Sin embargo, pasado el caos inicial de la crisis sanitaria, la monarca no ha regresado al Palacio de Buckingham, su residencia oficial, y ahora se ha confirmado que la soberana se muda de forma permanente a la fortaleza de Berkshire.

Al menos, así lo asegura el ‘Daily Mail’ entre sus páginas. El medio inglés sugiere que, a sus 95 años, la Reina Isabel II prefiere continuar con su agenda oficial alejada del ruido y el frenético ritmo londinense. Su traslado definitivo al Castillo de Windsor obliga a relajar un poco su ritmo de trabajo, un desahogo en sus quehaceres que se viene aplicando desde hace tiempo, cuando la soberana empezó a mostrar algunos altibajos de salud. De hecho, en una de sus últimas reuniones, fue ella misma la que se quejó de que casi no podía moverse, apoyándose en un bastón que necesitaba para caminar.

Aunque la Reina Isabel II seguirá reuniéndose con el primer ministro británico, Boris Johnson, primarán los encuentros telemáticos siempre que sea posible, una herramienta que le permite ejercer sus obligaciones como soberana pero con la comodidad de no moverse de casa. En cualquier caso, la decisión de trasladarse de forma definitiva al Castillo de Windsor no solo está motivada por el deseo de la monarca de llevar un estilo de vida más tranquilo, sino por los fuertes lazos sentimentales que la unen a la regia construcción.

Un policía británico inspecciona un camión en la entrada del castillo de Windsor
Un policía británico inspecciona un camión en la entrada del castillo de Windsor FOTO: Chris Young EPA

En el castillo de Windsor perdió la vida el duque de Edimburgo el pasado 9 de abril, y es allí donde reposan sus restos mortales, en la Bóveda Real de la capilla de San Jorge. Además, cerca de esa residencia se encuentran algunos de sus cuatro hijos, como el príncipe Andrés, que vive dentro de la misma fortaleza, o el príncipe Eduardo, quien reside a menos de 20 kilómetros.

Por otra parte, el Castillo de Windsor ha sido siempre el refugio favorito de la Reina Isabel II para disfrutar de los fines de semana o períodos vacacionales. Allí conserva algunos de sus mejores recuerdos junto a sus seres queridos, y es agradable para ella volver de forma definitiva donde tan feliz ha sido.