Gente

Aniversario

Raffaella Carrà, la mujer que rechazó a Sinatra y escandalizó al Papa

Hace 79 años nació la artista que revolucionó la música y la televisión

Raffaella Carrà
Raffaella Carrà DANIEL DAL ZENNARO EFE

Raffaella Carrà nacía el 18 de junio de 1943 en Bolonia, Italia, en mitad de la Segunda Guerra Mundial. Sus padres se separaron cuando ella era muy pequeña y fue criada por su madre y por su abuela. A los 3 años ya daba clases de baile y tenía muy claro que de mayor quería ser artista. Con 8 años se mudó a Roma y comenzó sus estudios en la Accademia Nazionale di Danza de ballet, una disciplina que le enseñó lo que era el trabajo, la constancia y el sacrificio. Con 14 años, su maestra le dijo que tenía los tobillos pequeños y dejó la escuela.

Fue en Roma cuando, de casualidad, le llegó su primera oportunidad laboral. Un día, paseando con su madre, un amigo de la familia le presentó al director de cine Mario Bonnard y éste se quedó prendado por la cantante, quien le dio su primer papel en el cine con tan solo años 9 años. Su primera película fue ‘Tormento del passato’ y, desde ese momento, comenzó a estudiar también interpretación. Rafaella Carrà se convirtió en una estrella y, desde ese momento, no paró de rodar. Saltó a Hollywood y trabajó con Marcello Mastroianni o Frank Sinatra, a quien rechazó en un par de ocasiones.

Rafaella Carrà
Rafaella Carrà Europa Press Reportajes Europa Press

En los 70, la artista dejó a un lado el mundo del cine y se centró en la televisión. Rafaella Carrà se convirtió en un monstruo televisivo y la veían más de 14 millones de italianos al día. Su forma de ser hizo que triunfara en todas las disciplinas que tocase y cautivó a todo el mundo con su desparpajo y su carisma. Sin moldes, sin límites y siendo siempre ella misma se convirtió en una de las estrellas más famosas de Italia y del panorama internacional. Un alma libre sin prejuicios que llegó a escandalizar al Papa Pablo VI por enseñar el ombligo mientras interpretaba ‘Tucca Tucca’. La censura no impidió que se convirtiera en un acto revolucionario para todas las mujeres de la época que consideraron a la Carrà como un icono y un referente de libertad.

En 1975 aterrizaba en España, donde presentó también a lo largo de los años diferentes programas. Ella siempre consideró Madrid como su segunda casa y, cuando se aburría de estar en Roma, se venía a la capital española a pasar unos días. Tras una larga carrera de éxitos, la italiana se retiró en 2016 para descansar. Aún así, nunca dejó de trabajar y en 2019 regresaba a un programa de entrevistas en la televisión italiana. Su vitalidad ha sido uno de sus rasgos más característicos y, para ella, la receta de su eterna juventud era “no haber vivido nunca un día vacío”.

El pasado 5 de julio de 2021 fallecía la artista tras una dura enfermedad. La noticia llegaba como un jarro de agua fría y conmocionaba a todo el mundo. Rafaella Carrà pasó a la eternidad como una mujer libre, adelantada a su época, que creyó en el amor sin barreras y sin límites pero que huía del compromiso y del matrimonio.