¿Cómo elegir el champú adecuado según tu tipo de pelo?

Palabra de experto.

Ilyuza Mingazova @ilyuza para UnsplashIlyuza Mingazova @ilyuza para Unsplash

Mantener el pelo sano y perfecto en todo momento no es fácil, requiere de cuidados, de una atención diaria. De igual manera que dedicamos tiempo a nuestra rutina facial o corporal, es necesario hacer lo propio con nuestro cuero cabelludo.

Ahora, es un momento decisivo. Hemos dado el pistoletazo a los largos meses de invierno, las bajas temperaturas están presentes y los estragos de la época estival también, es decir, el cabello está en una etapa compleja. Más allá de combatir el temido encrespamiento, queremos que consiga brillar, que de una imagen impecable. ¿Cómo podemos conseguirlo? Eligiendo un buen champú.

View this post on Instagram

Al rico solecito 🧚

A post shared by Aida Domenech (@dulceida) on

A día de hoy son múltiples las opciones que tenemos a nuestro alcance, lo que dificulta más si cabe dar con el adecuado. Muchas veces nos dejamos llevar por creencias o recomendaciones de gente cercana pero, ¿en qué debemos fijarnos realmente cuándo buscamos “el” adecuado? Modesta Cassinello, farmacéutica y creadora de su firma de belleza homónima nos da las claves definitivas para que esta elección sea perfecta. ¡Tan solo 4 pasos!

Paso 1: Conocer las necesidades de nuestro cuero cabelludo y también del cabello

Lejos de lo que podríamos pensar no siempre las necesidades de nuestro cuero cabelludo y cabello son las mismas. Lo primero que debemos hacer es conocer bien ambas. Por ejemplo, si tenemos un cuero cabelludo graso pero un cabello seco, Cassinello apunta a que deberemos elegir un champú adecuado al cuero cabelludo y complementar con mascarillas y acondicionadores para hidratar el resto del cabello.

Paso 2: El lavado diario es una posibilidad

Depende de cada cabello. Si es graso tendremos que lavarlo con más frecuencia sin que ello provoque más grasa, todo lo contrario, alternaremos el champú de tratamiento con un champú de uso frecuente con agentes suaves que lo mantengan sano y bonito a diario.

Paso 3: La limpieza es clave

La mejor manera de que nuestro cabello sea receptivo a cualquier tratamiento es que esté lo más limpio posible. La experta recomienda utilizar un champú de limpieza profunda una o dos veces a a semana, de esta forma el cabello será más agradecido y el champú o tratamiento que utilicemos será más efectivo.

Paso 4: Alternar productos también es una opción

Modesta afirma que alternar champús en función del momento o las necesidades del cabello es incluso necesario. Muchas veces elegimos un champú con el que estamos contentos pero un día deja de funcionar… No se debe a que el cabello se haya acostumbrado, es que nuestro cuero cabelludo y cabello pasan por distintos momentos y situaciones en los que necesitan que alternemos con otros champús. Deberemos adaptar nuestra rutina capilar al momento por el que pasa nuestro cabello.