Llegan a España las máquinas que te recompensan por reciclar

Antes de finalizar este año, se instalarán más de 100 máquinas en estaciones de transporte y centros comerciales y de ocio de varias ciudades en España para incentivar el reciclaje de latas y botellas de plástico a través de beneficios sociales y ambientales

Máquina del programa RECICLOS de Ecoembes, un Sistema de Devolución y Recompensa que proporciona incentivos colectivos e individuales por depositar latas y botellas de plástico. Ecoembes instala 100 máquinas en estaciones y centros comerciales.

ERNESTO AINAUD / ERNESTO AINAUD   (Foto de ARCHIVO)

02/07/2020
Máquina del programa RECICLOS de Ecoembes, un Sistema de Devolución y Recompensa que proporciona incentivos colectivos e individuales por depositar latas y botellas de plástico. Ecoembes instala 100 máquinas en estaciones y centros comerciales. ERNESTO AINAUD / ERNESTO AINAUD (Foto de ARCHIVO) 02/07/2020 ERNESTO AINAUD / ERNESTO AINAUD

A pesar de que la mayoría de los españoles separan sus residuos (el número aumentó en los meses de confinamiento), una minoría continúa considerando que reciclar no vale para nada y no merece la pena molestarse. ¿Cambiarían de opinión si les recompensaran por reciclar?

«A veces los adultos necesitamos sentirnos incentivados para participar en luchas como la medioambiental. Me parecería estupendo contar con un sistema de recompensas que nos ayude a ser más cívicos en los espacios públicos, que son de todos», comenta Ricardo Sanz, conductor de autobuses en la EMT de Madrid desde hace más de 10 años.

Pues bien, este sistema de incentivos será pronto una realidad en distintas estaciones de transporte y centros comerciales y de ocio de nuestro país, en las que se instalarán más de 100 máquinas que recompensarán a aquellos ciudadanos que depositen en ellas sus latas y botellas de plástico de bebidas. En definitiva, les recompensarán por reciclar en ellas.

INCENTIVOS SOSTENIBLES

Pero, ¿de qué tipo de recompensas hablamos? El acto de reciclar seguirá teniendo un fin mayor, es decir, que además de dar una segunda vida a nuestros envases con los beneficios ambientales derivados que ello supone (ahorro de materia primas y energía), ahora, gracias a ese gesto, los ciudadanos tendrán la opción de mejorar su entorno más cercano. Participar en este sistema podrá servir para poner en marcha iniciativas locales de todo tipo, desde contribuciones a ONGs hasta apoyar la limpieza de espacios naturales o, incluso, a tener un aire más limpio al optar por la movilidad sostenible.

Así, echar una lata en alguna de estas máquinas podrá equivaler, por ejemplo, a que se rehabilite un espacio natural de tu barrio; o la botella de plástico de bebida se traducirá en nuevo mobiliario urbano. En definitiva: además de ayudar al medioambiente, ahora reciclar tendrá premio para nuestro pueblo o ciudad.

«Ideas como esta pueden suponer un antes y un después en las mentes jóvenes que ya contamos con una gran concienciación ambiental y educación, pero que, a la vez, vivimos en la cultura de la inmediatez. Los “millennials” tenemos fama de ser adictos al reconocimiento, de alguna manera. Por eso, la existencia de proyectos que nos permitan ver que lo que hacemos cuenta para continuar nuestra lucha medioambiental, a nivel individual y grupal, es esencial», considera, al ser preguntado por estas máquinas, Miguel Sobera, ex-alumno del Máster Estrategias y Tecnologías para el Desarrollo de la Universidad Complutense de Madrid.

CONSOLIDAR EL RECICLAJE

En España, el reciclaje es el hábito ambiental más extendido entre los hogares. De hecho, en 2019 los españoles depositamos en el contenedor amarillo y azul un 8% más de envases que el año anterior. Aunque el modelo de reciclaje funciona y los ciudadanos entrevistados afirman tener «muy interiorizado» el hábito de separar envases y depositarlos en el contenedor amarillo, también admiten que recibir esta clase de recompensas les podría motivar a reciclar más y mejor.

Las máquinas que llegarán en los próximos meses forman parte del proyecto RECICLOS, un Sistema de Devolución y Recompensa (SDR) que nace con el fin de incentivar a los ciudadanos más «remolones» a sumarse a la ola del reciclaje; pero, también, para recompensar a todos aquellos que ya muestran su compromiso diario con este gesto.

Esta iniciativa también incorpora tecnología a los contenedores amarillos de la calle para que los ciudadanos puedan canjear sus envases por RECICLOS, una moneda virtual que se traduce en recompensas sociales y ambientales. Este sistema ya está implantado en municipios de Cataluña, Islas Baleares, La Rioja y Aragón, donde los contenedores para envases ya cuentan con la tecnología necesaria.

«RECICLOS demuestra, una vez más, la necesidad de colaborar y de seguir trabajando desde las administraciones para impulsar proyectos con el fin de concienciar y sensibilizar a los ciudadanos en la importancia de cuidar del entorno y adoptar nuevos hábitos», asegura José Luis Rubio, consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica del Gobierno de La Rioja. «Gracias a los incentivos, ayuda a impulsar el hábito de reciclar aún más», concluye.

«Proyectos así pueden ayudar a reflexionar sobre la importancia de los pequeños gestos de cada uno, que pueden convertirse en grandes acciones. Depositar una botella y que al poco tiempo te enteres de que una zona se ha llenado de árboles o que los comercios locales y ecológicos nos sintamos apoyados tiene mucho impacto», afirma al respecto María Martínez, empleada en una biotienda de Calahorra, en La Rioja, municipio en el que ya está implantado el sistema RECICLOS.

RECICLOS es una iniciativa puesta en marcha por Ecoembes, la organización sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España, «con el fin de adaptarse a los hábitos digitales de los ciudadanos y haciendo evolucionar el actual sistema de reciclaje, fuertemente implantado en España desde hace 20 años», declara Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de la entidad.