El PP murciano propone crear una línea de financiación para “compensar” a los sectores afectados por el decreto energético

Acusan al Gobierno municipal de “agachar la cabeza” y asumir el “disparate impuesto por Pedro Sánchez”

El PP murciano plantea que el Ayuntamiento habilite una línea de financiación "urgente" para "compensar" a los pequeños comercios, bares, restaurantes y pymes
El PP murciano plantea que el Ayuntamiento habilite una línea de financiación "urgente" para "compensar" a los pequeños comercios, bares, restaurantes y pymes FOTO: Juan Carlos Caval EFE

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Murcia ha propuesto un plan de ayudas destinadas a hosteleros, comerciantes y empresarios para que “no sean estos colectivos los que paguen las consecuencias del decretazo energético impuesto por el PSOE de Pedro Sánchez”, según han informado fuentes del partido.

Así, el PP murciano platea que el Ayuntamiento habilite una línea de financiación “urgente” para “compensar” a los pequeños comercios, bares, restaurantes y pymes “los cambios que deberán realizar en sus negocios para cumplir con el decretazo energético del PSOE sanchista”.

Desde el Grupo Popular han señalado que las principales patronales de la hostelería y el comercio, como Hoy Tú, Hostecar y Coremur, “ya han señalado en reiteradas ocasiones que las medidas de los socialistas son ilógicas para un territorio como Murcia y sostienen que la mayoría de ellas son de imposible cumplimiento”.

En este sentido, el concejal José Guillén ha manifestado que “el PSOE municipal se ha limitado a agachar la cabeza y asumir el disparate impuesto por Pedro Sánchez sin buscar el consenso ni diseñar medidas que estén ajustadas a la realidad de Murcia y sus pedanías”.

“El PSOE gobierna a golpe de decretazo”

Para Guillén, “el PSOE, como es costumbre con Pedro Sánchez, gobierna a golpe de decretazo”. A este respecto, ha afirmado que “el Ministerio ha elaborado un documento atropellado carente de sentido técnico y rigor profesional que se limita a recoger una batería de medidas generales que no tiene sentido que se apliquen de forma homogénea por todo el país”.

En el caso de Murcia, el PP ha reclamado que las medidas que se apliquen en el municipio “no mermen la actividad económica ni reduzcan la calidad de los servicios públicos que se brindan a los vecinos”.

Por último, los ‘populares’ han sostenido que las decisiones para ahorrar energía “se deben pactar con los sectores que las deben aplicar, y no recurrir a ocurrencias vacías y propuestas sin ninguna base técnica”.