Sección patrocinada por
Teatro

Teatro

«Edipo», el regreso más interracial del héroe

Después de llenar en el Festival de Mérida los cinco días de representación, Alejo Sauras se enfrenta al público de Madrid como protagonista de un texto firmado por Paco Bezerra y dirigido por Luis Luque

Alejo Sauras (izda.) protagoniza el montaje que abre la temporada del Teatro Español
Alejo Sauras (izda.) protagoniza el montaje que abre la temporada del Teatro Español Jesús Ugalde Teatro Español

El director Luis Luque y el dramaturgo Paco Bezerra han vuelto a unir fuerzas y talento –es ya la novena vez que trabajan juntos– para revisar, en esta ocasión, «Edipo rey». El resultado, que se titula a secas «Edipo» y podrá verse estos días en el Teatro Español, trata de ahondar en lo más esencial del texto de Sófocles. «La obra de Sófocles –explica Luque– nos pregunta muy directamente a todos, como seres humanos, quiénes somos y qué hemos venido a hacer aquí; y eso es lo que nosotros hemos intentado trasladar y potenciar en nuestra propuesta. Son preguntas que siempre seguiremos formulándonos y que hoy, después de la crisis que hemos vivido todos, cobran especial fuerza o importancia».

Como todo el mundo ya sabrá, el argumento original suele resumirse como el infructuoso camino que recorre el protagonista que da título a la obra al querer huir inútilmente de su propio destino, después de que un oráculo vaticinara que mataría a su padre y yacería con su propia madre. No obstante, Luque insiste en que a Bezerra y a él lo que les ha interesado más son «los valores (éticos) de la obra y del personaje». «“Edipo” habla de la valentía y de la honestidad –afirma el director–. Si el personaje encuentra un final trágico, y acaba como acaba, es porque está buscando, ante todo, la verdad y el bien común. Todo lo hace por intentar salvar a Tebas de la peste». El hecho de que en este montaje la peste se haya transformado en un devastador incendio viene a corroborar que el propósito de Luque no es quedarse en lo particular, como él mismo confirma: «Nos parecía un poco oportunista sustituir esa peste por una epidemia como la del coronavirus, que nos está azotando hoy a todos; hemos optado por un incendio porque creemos que va más allá de lo coyuntural».

«Edipo» se ha configurado con un reparto «multirracial», explica su director, Luis Luque
«Edipo» se ha configurado con un reparto «multirracial», explica su director, Luis Luque Jero Morales EFE

En el reparto, Alejo Sauras está acompañado por un grupo de jóvenes actores de diversa procedencia artística y biográfica cuyos nombres, sobre el papel, quizá no suenen demasiado, ni siquiera entre público más especializado. Ellos son Jonás Alonso, Mina El Hammani, Álvaro de Juan, Jiaying Li, Alejandro Linares, Andrés Picazo y Julia Rubio.

«Yo siempre estoy en un permanente viaje entre el ayer y el hoy, y eso afecta incluso a la elección del reparto –explica el director–. Me interesa que toda esta cultura clásica pueda llegar a la gente más joven; que puedan entender los mitos y aprender algo de ellos; que les presten atención porque están situados en un lugar que ellos conocen y pueden entender. Mi aprendizaje con (Miguel) Narros y con los grandes maestros del teatro fue un aprendizaje clásico, pero siempre la he asumido con un impulso para llegar al ahora, a lo contemporáneo. Hemos configurado un reparto multirracial, porque consideramos que Tebas es una metáfora del mundo, donde está representada toda su diversidad. Es un reparto muy joven, pero a la vez muy conectado con la naturaleza de los personajes que interpretan», cierra el director.

  • Dónde: Teatro Español, Madrid. Cuándo: hasta el 31 de octubre. Cuánto: de 6 a 22 euros.

LO COMERCIAL Y LO CULTURAL

Como otros montajes anteriores de Luque y Bezerra, este «Edipo» intenta satisfacer algunas exigencias del teatro comercial sin traicionar ese otro teatro que podríamos llamar… más «de autor». Si tener un cabeza de cartel como Alejo Sauras sirve, entre otras cosas, para asegurar una buena taquilla en un espacio tan enorme y complejo como es el Teatro Romano de Mérida, apostar por desentrañar lo más universal y conceptual del texto, como afirma Luque que han tratado de hacer, puede servir muy bien para llegar a ese otro público que verá la obra estos días en el Español, y que tiene un perfil muy diferente del que acude a Mérida.