Política

Teruel (no) Existe: los móviles del Senado, sin cobertura

La senadora de la formación no puede usar la tablet ni el teléfono que le facilitó la Cámara

Los dos senadores de Teruel Existe, Beatriz Martín y Joaquín Egea
Los dos senadores de Teruel Existe, Beatriz Martín y Joaquín EgeaLARAZÓN

La senadora de Teruel Existe Beatriz Martín sufre en primera persona uno de los desafíos de la «España vaciada»: la brecha digital. Cuando el pasado miércoles acudió a la Cámara Alta con su compañero Joaquín Egea a entregar sus credenciales para la sesión constitutiva del próximo 3 de diciembre, les entregaron los móviles de trabajo que forman parte del kit tecnológico –teléfono móvil y tablet– que reciben sus señorías. Sin embargo, no podrá usarlo para teletrabajar y votar telemáticamente, ya que está embarazada de siete meses y pronto dará a luz. «En el pueblo no tenemos cobertura con Vodafone ni Orange –las compañías contratadas por el Senado–, solo con Movistar». Dado que ninguna de las dos compañías da servicio, la senadora mantendrá su línea personal y desviará la llamadas el día que haya que votar, según explicó a LA RAZÓN. Casi por casualidad, su situación personal en la cámara territorial sirve para volver a denunciar otro de los retos de la España rural: además de despoblada, está desconectada.

A pesar de que vivimos en la era de la hiperconectividad y que el acceso al teléfono e internet están universalizados, hay pequeñas zonas en las que hacer una llamada es un reto y descargarse un capítulo es imposible. Más allá de la relación entre ocio y conexión, el acceso a estos servicios son esenciales para teletrabajar, una modalidad de empleabilidad cada vez más ofertada por las empresas y demandada por los trabajadores. «Es imposible que se desarrolle económicamente un territorio sin acceso a internet y teléfono», explica a este periódico Ernesto Romeo, otro representante de Teruel Existe.

Teruel, provincia piloto del 5G

En 148 núcleos de la provincia de Teruel, que representan el 40% de la población y el 50% del territorio, no está previsto a corto plazo la instalación de internet, según denuncian ambos. Para poner fin a esta situación desde la agrupación –que dio la sorpresa las pasadas elecciones al lograr entrar en el Congreso con un diputado y en el Senado con dos representantes– proponen la implantación del 5G como provincia piloto en el año 2020 para acabar con la brecha digital, y que, por una vez, las últimas tecnologías no lleguen con décadas de retraso.

«En vez de empezar por los territorios que ya están conectados con 4G, que lo hagan por los que tienen carencia», subrayan. Con la llegada de la tecnología 5G, que permitirá una velocidad y un ancho de banda hasta cien veces superior a la actual, la brecha tecnológica se podría hacer aún más sangrante si no se ponen medidas. Por este motivo apelan a que no se ponga el foco en las grandes ciudades, sino en los territorios que realmente lo necesitan. En opinión de ambos, esta falta de infraestructuras en materia de comunicación y telecomunicaciones está directamente relacionada con el aislamiento terrestre. Al no tener buen acceso por carretera, el futuro y desarrollo de estas zonas rurales está hipotecado. Desde el Senado y el Congreso, tratarán de evitarlo.