Sánchez pide “disciplina social” y “espíritu de resistencia” para vencer al coronavirus

El presidente defiende ante un equipo de rastreadores del Ejército las garantías y la eficacia del estado de alarma de seis meses

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha visitado hoy en Madrid a un equipo de rastreadores militares que, como parte de la “Operación Baluarte" contra el coronavirus, apoyan a las comunidades autónomas en la lucha para frenar los contagios. En concreto, Sánchez se ha desplazado hasta la Unidad de Vigilancia Epidemiológica en el Cuartel General del Mando de Artillería Antiaérea de Madrid, región a la que las Fuerzas Armadas aportan 150 efectivos para labores de rastreo.

Durante este acto, en el que ha estado acompañado por la ministra de Defensa, Margarita Robles, Sánchez se ha mostrado “convencido de que, al igual que vencimos a la primera ola de la Covid, vamos a vencer a esta segunda ola”, apelando para ello a “la moral de victoria, la disciplina social y el espíritu de resistencia”. Y, sobre todo, ha defendido las garantías del estado de alarma de seis meses.

En su intervención ante los uniformados, el jefe del Ejecutivo ha puesto en valor la Estrategia Nacional del Gobierno para luchar contra la pandemia, destacando al respecto que se basa en 3 pilares, entre ellos los indicadores comunes en toda España para conocer la evolución de la Covid.

“Tenemos que cumplir las medidas”

El segundo de esos pilares es, tal y como ha explicado Sánchez, las “acciones que tenemos que poner en marcha para doblegar la curva y controlar la pandemia”. Aquí se ha referido al “estado de alarma prorrogado durante seis meses por el Congreso de los Diputados”.

Y, por último, la evaluación de las medidas para comprobar si son o no eficaces. “Para que sean eficaces tenemos que cumplirlas, las administraciones públicas y el conjunto de la ciudadanía”, ha dicho.

En este punto ha asegurado que sin la “contribución fundamental de las Fuerzas Armadas” sería imposible de conseguir. De ahí que les haya trasladado su agradecimiento por su labor en la “Operación Balmis” y ahora en “Baluarte”: “Habéis demostrado solidaridad con la ciudadanía que sufría los efectos de la Covid”.

Más de 2.000 rastreadores activados

En la actualidad, más de 2.000 militares están prestando apoyo como rastreadores a los servicios sanitarios de las comunidades autónomas, salvo en Cataluña y País Vasco, que por el momento lo rechazan. En total, más de 5.600 efectivos de los dos Ejércitos, la Armada y la UME ya se encuentran formados y disponibles para incorporarse a la operación en el caso de que se les requiera por la evolución de la pandemia.

La Unidad de Vigilancia Epidemiológica de las Fuerzas Armadas en la Comunidad de Madrid está compuesta por cinco secciones de Vigilancia Epidemiológica, con 30 militares cada una, al mando del comandante Fernando García-Reparaz. El Ejército de Tierra coordina todas las secciones de la UVE y, de ellas, dos son las que pertenecen a dicho Ejército: una en el Acuartelamiento de Artillería de Fuencarral y otra en la Base de “El Goloso” con efectivos perteneciente a la Brigada “Guadarrama” XII.

Junto a esta misión de rastreo, las Fuerzas Armadas también se centran en otras tareas dentro de “Baluarte”, como el montaje de hospitales de campaña improvisados o la desinfección de espacios públicos. Desde el pasado 30 de septiembre, los militares han llevado a cabo 326 desinfecciones, de las que 281 se han efectuado en la Comunidad de Madrid.