Un exalcalde confirma el chivatazo que Villarejo dio al PP sobre la “Gürtel”: “Me avisó de que había tormenta”

El exregidor de Boadilla del Monte Arturo González Panero ratifica una anotación en la que el comisario asegura que avisó al PP de que Francisco Correa iba a ser arrestado

Thumbnail

El comisario jubilado José Manuel Villarejo avisó al exalcalde del PP de Boadilla del Monte (Madrid) Arturo González Panero el 5 de febrero de 2009, un día antes de la detención del cabecilla de la trama “Gürtel”, Francisco Correa, de que la Audiencia Nacional iba a desarrollar una operación contra la corrupción en los municipios madrileños de Majadahonda y Boadilla del Monte, según ha confirmado a LA RAZÓN el exregidor de este municipio del noroeste de la Comunidad de Madrid.

De esta forma, González Panero confirma una anotación de una de las agendas de Villarejo, que según resaltó el juez que investiga el espionaje a Luis Bárcenas, Manuel García Castellón, escribió el 5 de febrero de 2009 que había llamado a Arturo González Panero, conocido con el alias de “El Albondiguilla”, para avisarle de que se avecinaba una “tormenta”.

Arturo González Panero en las inmediaciones del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), en dónde se instruyó durante varios meses el "caso Gürtel"

“Es verdad que en su momento me dijo que, efectivamente, se estaba preparando la operación esta [Gürtel]. Me dijo que aquí en Boadilla del Monte teníamos poco que temer, que iba haber detenciones y el día que iban a ser. Me trasladó que en Majadahonda hay tormenta, como si fuera algo gordo, y en Boadilla llovizna. Me llamó por teléfono y me informó de que habría esas cosas, No sé si fue un día antes o unos días antes me llamó y me lo dijo”, ha confirmado el que fuera alcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero, procesado en una de las piezas separadas de “Gürtel”, pero que todavía no ha declarado como testigo en el “caso Kitchen” o espionaje contra el extesorero del PP Luis Bárcenas.

No avisó “a nadie”

El exregidor, que ha asegurado que no avisó “a nadie” del “chivatazo”, reconoce que tras saltar el caso “Gürtel” mantuvo, “a través de Villarejo”, una reunión para explicarle todo al entorno de la entonces secretaria general del PP María Dolores de Cospedal: “Yo conté a un diputado del PP lo que estaba pasando. Y esa reunión la tuve porque la pidió Villarejo”, ha completado el exalcalde de Boadilla del Monte.

González Panero sí avisó, según destaca, de la detención en junio de 2008 del exalcalde socialista de Estepona (Málaga) Antonio Barrientos: “Me reuní con Pío García Escudero en el Senado y le conté que iba a producirse lo de Estepona, que fue una operación en la que detuvieron al alcalde socialista. A mí le lo dijo Villarejo para que lo contase y yo lo conté”, ha relatado el exregidor del PP que ha asegurado que “unos pocos días después” le avisó de que la operación policial se iba a retrasar: “No me acuerdo también con qué clave me lo contó, porque siempre era así, igual que me dijo lo de la tormenta y la llovizna. Me advirtió de que se retrasaba dos o tres días, y yo volví a avisar. Y efectivamente la operación se produjo dos o tres días después”, ha rememorado.

Confirma la anotación

De esta forma González Panero confirma una anotación, de gran relevancia para la investigación del “caso Kitchen”, de las agendas de Villarejo, ya que la misma demostraría que el comisario habría advertido a diferentes personas del entorno del PP de que se iban a producir los arrestos de la operación policial que lideró en la Audiencia Nacional el entonces magistrado Baltasar Garzón.

En las libretas, que fueron descubiertas en un registro realizado por orden de la Fiscalía Anticorrupción y del juez en noviembre por los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía en la vivienda de Villarejo y de su mujer, hay otras anotaciones en las que el presunto cabecilla del clan policial alude a otros supuestos chivatazos que habría realizado a otros dirigentes del PP, como es el caso de María Dolores de Cospedal.

“Su parienta quiere datos”

Por ejemplo, una del 26 de enero [de 2009], en la que Villarejo escribe que el marido de la ex secretaria general del PP, Ignacio López del Hierro, le había transmitido “que su parienta quiere datos para tomar decisiones”. El juez Manuel García Castellón considera relevante este aviso porque se llevó a cabo “unos días antes de la detención de Francisco Correa en ‘Gürtel”.

En otro apunte, de 4 de febrero, dos días antes del arresto, bajo el epígrafe de “Ignacio López del Hierro” Villarejo escribe que el comisario principal José Luis Olivera, entonces jefe de la UDEF, la unidad policial encargada de la investigación de “Gürtel”, le había transmitido “que el asunto de Correa está a punto de estallar”. El marido de Cospedal negó en su declaración como investigado haber recibido ningún chivatazo del comisario.