Carlos Iturgaiz: «ETA no mata pero tiene a sus grupúsculos en las fiestas, en la política o la educación»

El líder de los populares vascos dice que atacaron a su hijo porque «no pueden con el padre» y carga contra Sánchez por sus «pactos miserables»

Carlos Iturgaiz, presidente del PP vasco
Carlos Iturgaiz, presidente del PP vasco FOTO: Luis Díaz La Razón

En las fiestas de País Vasco y Navarra siguen sin libertad. El pasado viernes, en Guecho, Mikel Iturgaiz fue «acosado, insultado, amenazado e intimidado», por «ideología política» y ser hijo del presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz. No era la primera vez. Pero aún hay «muchos Mikel», en esa tierra que «no pueden alzar la voz.

Cuando se enteró del acoso a su hijo, ¿qué sintió?

Lo que pretende los radicales es acosar a Mikel no porque él sea el político, sino porque no pueden contra su padre y, entonces, van contra el hijo del político. Es terrible que siga sucediendo en una parte de España de la UE, que haya gente que mire hacia otro lado y haya una parte de la población vasca que esté enferma de odio. Estos chavales radicales de la izquierda aberzale tienen inoculado el odio a todo lo que sea PP, vasco, español y constitucionalista en el País Vasco.

¿El odio que le tenían los proetarras hace años lo han heredado esas nuevas generaciones?

Aquí hay un problema de educación en las casas, en los colegios, en las ikastolas... Esa falta de libertad y de convivencia viene trasladada desde algún sitio. Desde el PP hemos preguntado al Gobierno Vasco cómo va a fortalecer la convivencia de esta tierra, frente a la proliferación de acoso y de odio hacia el hijo del político del PP, hacia los jóvenes del PP, o hacia la Ertzainza.

¿Cómo consiguió educarle sin miedo?

Tuve la suerte de tener unos hijos maravillosos que nos han dado lecciones maravillosas. Siempre les intenté educar en el amor a Euskadi y a España y en el respeto a los demás y que defendieran la libertad. El problema es que seguimos sin tener esa libertad. Mi hijo nos ha dado una lección al ir a denunciar a la policía.

Cuando veo jóvenes radicales que campan a sus anchas me da rabia y pena. Son jóvenes nacidos en democracia, la mayoría de la edad de mi hijo, que no vivieron lo que fue la dictadura franquista y tampoco han vivido una juventud en la que ETA mate; pero tienen un odio visceral a todo lo que es España y español porque se lo han introducido en las venas.

¿Existe dos facciones dentro de la izquierda abertzale?

Todos provienen del mundo de Bildu y todos son proetarras. Aquí, lo importante es que no nos engañen en discursos equivocados. La realidad es solo una: ETA no mata, pero tiene activo sus grupúsculos sociales. Ha dejado activas sus filiales en la educación con la izquierda abertzale, GKS, Ernai; con grupos radicales en las tribunas de los equipos deportivos vascos y navarros; en la política con Bildu o en las fiestas de todos pueblos, controlando las txosnas, que son la hucha para los presos de ETA y, todo ello, son activos para crear guetos abertzales, con una permisividad absoluta, para que la izquierda abertzale actúe como una mafia en nuestra tierra.

¿Cómo hacen esa “hucha”?

Esas txosnas las instalan por el “artículo 33″, es decir; porque les da la gana. En muchos municipios se crean comisiones de fiestas donde las llevan ellos, las empapelan con su cartelería de apología del terrorismo y, a partir de ahí, no pagan impuestos y así hacen competencia desleal a la hostelería. Por ejemplo, la electricidad la enganchan al Ayuntamiento y, el dinero que recauda, como no dan ni tickets, ni IVA, ni nada, en la mayoría de los casos todo ese dinero va para el mundo proetarra y en beneficio de los presos. También vemos ahora que entre ellos han comenzado a pelearse por ver quién coloca esas txosnas; todo es por la mafia del botín. Hablan mucho de que van contra la burguesía, pero quieren el “botín”.

¿Por qué están tan crecidos?

Se sienten fortalecidos porque sus mayores les apoyan y les ayudan. Ya vemos cuál es la respuesta de Bildu cuando ocurren ataques como el de mi hijo o a los ertzainas. En las últimas horas, un concejal de Bildu en Guecho ha dicho en un tuit que mi hijo es un provocador por ir a las fiestas. Para Bildu los del PP o los hijos de los del PP provocamos por ser, existir o por pensar, y no tenemos derecho ni a poder ir a las fiestas de nuestros pueblos ni a movernos por las calles. Nos querrían fuera. Hacen todo esto para echar a los chavales del País Vasco. Esto que está ocurriendo tiene ya un precedente: Alsasua, donde se hizo lo mismo contra dos guardias civiles y sus parejas. Siempre utilizan el típico truco de intentar cambiar la versión o desprestigiar. Ya conocemos cómo funcionan, pero no hay que olvidar que, lo que sigue ocurriendo desde hace mucho tiempo es porque tiene todo el apoyo de Bildu y, además, hoy está dirigida por los jefes de ETA: David Pla, Elena Beloki y Arnaldo Otegi; y con estos está pactando Sánchez y el PNV. Esa es la tragedia que vivimos aquí. Lo que no podemos permitir es que lo anormal se a considerado normal.

¿Teme que se retroceda en el tiempo y se vuelva a los peores años?

Espero y deseo que no ocurra nunca más esas épocas pasadas. Pero sí que es verdad que Bildu está haciendo lo posible por liarla. Por ejemplo, en Vitoria, toda la ciudad del casco viejo lo han empapelado de carteles que humillan a las víctimas del terrorismo.

Patxi López ha reconocido que pactar con Bildu «pasa factura» pero que tiene que hacerlo. ¿Qué le parece?

Cuando lo he leído me ha dado vergüenza; sobre todo cuando pienso que le dimos el voto para que fuera lehendakari del País Vasco para luchar contra el nacionalismo obligatorio. Ahora vemos donde está situado. Además, en estos momentos, me he acordado de las palabras de la madre de Joseba Pagaza que le dijo en su día: «Harás cosas que nos helarán la sangre». Patxi López y el PSOE hacen y dicen cosas que nos congelan la sangre. Pero es donde está el PSOE en estos momentos. Muchos socialistas no sabrán donde meterse al leer esas declaraciones y el colegueo que tiene con Bildu. No olvidemos que es el portavoz de Sánchez y del partido socialista.

¿El PSOE vería bien que los socialistas pactaran con los nazis en Alemania? Preguntaría a Sánchez hasta cuándo va a permitir enfangar el nombre del PSOE con pactos miserables con los que justifican el acoso de jóvenes del PP, de ertzainas, de guardias civiles... ¿No tiene que decir nada? Se lo pido como padre.

Quedan menos de 50 presos de la banda fuera de las cárceles vascas y los proetarras se han manifestado el doble que el año pasado. ¿Qué buscan ahora?

El mundo de Bildu y de las gestoras proamnistía lo que van a intentar es presionar siempre en las calles para dar la sensación de son suyas y que son los que mandan. El problema es que no puede ser que las cárceles vascas sean resorts para los criminales de ETA. Además, les están concediendo muchos terceros grados, que es una de las peticiones de Otegi a Sánchez. Y, el gobierno vasco ya ha reconocido que no se sienten cualificados para llevar esa gestión.

¿Cómo valora que Bildu supiera de la Ley de Secretos Oficiales o que se pacte una Ley de memoria democrática con ellos?

Lo que ha hecho es que esos secretos dejen de ser secretos, y dejen de ser oficiales. Porque cuando metes al zorro en el gallinero lo que hace es devorar a todos los polluelos; es colocar una bomba de relojería para España. Es un sinsentido lo de Sánchez, pero lo hace porque tiene que pagar el apoyo de Bildu y Otegi.

¿El PSOE busca un frente de izquierdas en el País Vasco sin el PNV?

Hoy es un paso más al frente de izquierdas donde los socialistas reconocen a Bildu como un aliado, deseando que haya un frente de izquierdas para poder gobernar conjuntamente algún día en el País Vasco. Pero el PNV tirará del victimismo y dirá que por eso tienen que ganar ellos cuando también pactan con Bildu. Aquí el único que no pacta con Bildu es el PP.