Economía

Pedro Sánchez anuncia ahora una rebaja del IVA del gas del 21% al 5%, como pedía Feijóo

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, rechazaba esta misma medida planteada por el PP hace tan solo 24 horas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que “el Gobierno va a plantear una rebaja del 21% al 5% del IVA del gas en beneficio de la clase media trabajadora”. Una medida que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, lleva reclamando sin éxito desde julio y que ministros como el de Presidencia, Félix Bolaños, rechazaban hace tan solo 24 horas. Una rebaja que se aplicará a partir de octubre y durará hasta diciembre: “Ahora que vamos a entrar en otoño e invierno, es razonable que tratemos de reducir la factura de la calefacción”, argumentaba, no sin antes aclarar que no contemplan “restricciones de cara al gas para este invierno”, ya que si bien nos encontramos ante un contexto muy incierto, nuestra situación respecto a otros países es “más segura” y “más holgada”. Sin embargo, Sánchez ha eludido hablar de las fuertes subidas en las facturas de la luz que ya sufren los consumidores para financiar el tope al gas.

Así lo ha manifestado en una entrevista en el programa “Hoy por Hoy”, de la Cadena Ser, tras su viaje a Alemania, donde se ha reunido con el canciller alemán Olaf Scholz para hablar del gasoducto MidCat. Hay que recordar que hace apenas se aprobaba el polémico decreto de medidas para el ahorro energético, gracias al cual Sánchez se anima a aventurar que “sin entrar en la euforia tampoco podemos caer en el catastrofismo”.

El presidente del Gobierno regresa así al curso político con un vaticinio: será “intenso” y lleno de “incertidumbre” por la guerra de Ucrania. Un panorama nada halagüeño que el jefe del Ejecutivo ha intentando paliar asegurando que “este gobierno va a tratar siempre de proteger a la clase media trabajadora”. Y si hablamos de elecciones, lo tiene claro: “Salimos a ganar”.

Nula relación con Feijóo

El jefe del Ejecutivo ha defendido su decreto de medidas para el ahorro energético frente al “no” del PP. Sánchez ha arremetido contra el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, al que ha acusado de no estar a la altura. “Llamé a Feijóo hace unos cuantos meses y le ofrecí once acuerdos. La comunicación es bidireccional. Yo llamaba antes al presidente del Gobierno y le apoyaba. Ahora no ha pasado, ni está pasando”, ha recriminado Sánchez.

Los que sí han estado a la altura, según el presidente del Gobierno, son los agentes sociales, a los que ha agradecido el haber llegado a acuerdos tan importantes como la “reforma laboral”. Y es en este punto en el que Sánchez ha intententado despejar cualquier sospecha sobre su relación actual con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo tras sus críticas a la patronal. “Yolanda Díaz está siendo leal con la línea argumental del Gobierno, me siento cómodo con su trabajo”, ha dejado caer el jefe del Ejecutivo, después de pedir a sindicatos y patronal que desbloqueen las negociaciones.

Son varias las ocasiones en las que Pedro Sánchez ha insistido en lo complicado de este nuevo curso político y en que no hay que caer en catastrofismos. Y pese a la inflación disparada, el precio de la luz batiendo récords día sí y día también, la incertidumbre respecto al gas y la subida descontrolada de la cesta de la compra... el presidente del Gobierno asegura no tener miedo al escrutinio de la población y “salir a ganar” en este año electoral que se avecina.

Polémica por el acercamiento de “Txapote”

Este miércoles, el Ministerio del Interior anunciaba el traslado del histórico miembro de ETA, Xabier García Gaztelu, alias ‘Txapote’, condenado por el asesinato del joven concejal del PP Miguel Ángel Blanco, a una cárcel del País Vasco. Y junto a él, doce etarras más, incluido el histórico de ETA, Henri Parot.

Tanto las asociaciones de víctimas como la oposición mostraron su indignación y reprocharon al Gobierno su traslado a cárceles vascas, donde el Ejecutivo de Iñigo Urkullu tiene competencias para completar los beneficios penitenciarios, como contraprestación a los pactos con EH Bildu.

Pedro Sánchez ha querido salir al paso de estas acusaciones y ha asegurado que su Gobierno no recorta condenas a presos: “El Gobierno está cumpliendo con la legislación penitenciaria. No está habiendo acercamientos colectivos como sí hizo el PP, ahora son individuales”. En esta línea, ha cargado duramente contra el Partido Popular y ha insistido en que “cuando el PP gobernaba, acercó cientos de presos a Euskadi mientras mataba ETA y tenía secuestradas a personas. Esto no lo ha hecho nunca el PSOE”.

“Lo que hemos visto estos años, tras la desaparición ETA es la utilización espuria y sin ningún tipo de vergüenza por parte PP”, ha reiterado el jefe del Ejecutivo quien considera que su partido, tanto con él como con José Luis Rodríguez Zapatero, se han caracterizado por forjar “grandes acuerdos” tanto contra el terrorismo de ETA, como el yihadista.