Gente

Pilar Rubio, la imagen perfecta de la “Matria”

“Ella podría ser esa madre protectora que mima, da el pecho y aleja de la violencia al belicoso varón”

Pilar Rubio
Pilar Rubio FOTO: J.J. Guillén EFE

Pilar Rubio está en París con su marido Sergio Ramos. Él es un defensa central que siempre soñó con ser delantero, pero ella es muchas más cosas: diseñadora, actriz, modelo, empresaria, influencer, televisiva, madre tatuada… Hablando de tatuajes, es más difícil encontrar un hueco libre en la piel de su marido que un bar madrileño en el que no hubiera bebido Ava Gardner.

Cada vez que Pilar aparece en Instagram en traje de baño de la colección que ella diseña, el mundo se para en éxtasis por la contemplación del ombligo mejor diseñado del mundo, creo. Pero como ha sentenciado Scarlett Johansson que las superheroínas ya no son un trozo de carne, ni tan siquiera chuletón imbatible, la mujer de los retos peligrosos de «El Hormiguero» también pone en las redes sus gotitas de filosofía: que se vea que hay un nivel al margen del cuerpo glorioso que derrite al personal.

Pilar Rubio con pantalón de Zara en El Hormiguero.
Pilar Rubio con pantalón de Zara en El Hormiguero. FOTO: @pilarrubio_oficial

Ha dejado escrito refiriéndose a su nueva residencia francesa: «No es dónde, sino con quién», como diciendo, interpreto, que no importa dónde vivas, sino con quién vivas. Y añade: «Mi vida es tan completa que solo puedo dar gracias por la maravillosa familia que tengo».

Ella podría ser la imagen de la «Matria» por la que suspiran Yolanda Díaz e Irene Montero, esa madre protectora que mima, da el pecho y aleja de la violencia al belicoso varón. Hay que convertirla ya en el busto de la «Matria» a exhibir en la Moncloa antes de que los franceses se apoderen de ella y la conviertan en su nueva «Marianne» en sustitución de Bardot, Catherine Deneuve o Sophie Marceau. Son muy capaces.