Cultura

“What If...?”: Marvel se adentra en el multiverso

“¿Qué pasaría si...?” es la adaptación animada de los cómics que imaginaban realidades alternativas para los superhéroes que se ha estrenado esta semana en Disney+

Doctor Extraño, Doctor Strange, en "¿Qué pasaría si...?" ("What If...?") ©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.
Doctor Extraño, Doctor Strange, en "¿Qué pasaría si...?" ("What If...?") ©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.WALT DISNEY CO.

A finales de la década de los setenta, en mitad de una época de crisis que había bajado las tiradas desde el medio millón al cuarto y después de la actualización de la Comics Code Authority —órgano censor que había sumido al medio en una especie de depresión temáticaMarvel decidió jugar con su propia realidad. En febrero de 1977 veía la luz «What if…?» (¿Qué pasaría si…?), una línea de historietas que se preguntaban por las distintas realidades alternativas del universo de los superhéroes si una o varias decisiones se hubieran tomado de manera distinta, o si alguno de los protagonistas habituales no hubiera estado en el momento y en el lugar correcto. Así, los «marvelitas» pudieron ver qué hubiera ocurrido con Spider-Man como el quinto fantástico, cómo Lobezno se habría enfrentado a Al Capone en la época de la Ley Seca o cómo sería una pelea a muerte entre los X-Men y Los Vengadores.

Cuatro décadas y centenares de ediciones alternativas después, Disney+ estrena la adaptación a serie animada de los cómics, y para ello ha contado con más de cincuenta voces de los actores originales del Universo Cinematográfico Marvel (UCM) incluyendo a Chadwick Boseman («Black Panther»), que llegó a grabar sus partes antes de fallecer en agosto de 2020. A razón de capítulo por semana en la plataforma y, hasta el próximo 13 de octubre, los aficionados a la saga más lucrativa de la historia del audiovisual podrán ser testigos de qué hubiera ocurrido si Loki hubiera completado con éxito su invasión y sumisión dictatorial de la Tierra, o si en realidad Peter Quill nunca hubiera sido secuestrado por Yondu y su papel de Star-Lord hubiera sido ocupado por un T’Challa ajeno a la existencia de los Panteras Negras (y, por consiguiente, ajeno también al expolio de África).

El primer capítulo de la serie imagina a la agente Peggy Carter tomando el suero de Super Soldado ©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved. FOTO: La Razón (Custom Credit)

Narrativa de videojuegos

Para abrir boca, y también para explicar mejor un formato narrado por la entidad cósmica conocida como Uatu o El Vigilante («The Watcher», en inglés), Marvel nos traslada a los tiempos del primer Vengador. El piloto de «¿Qué pasaría si…?» imagina un mundo en el que el militar raso Steve Rogers jamás fue expuesto al suero del Súper Soldado y, en su lugar, hubiera sido la agente británica Peggy Carter la elegida para portar el escudo, ahora con una brillante Union Jack en el centro.

Los diez episodios corren a cargo de la pluma de A.C. Bradley, pupilo de Guillermo del Toro en su «Trollhunters» y la animación es obra de Amelia Vidal, que ha trabajado en series como «Totally Spies» o la reciente «Jurassic World: campamento cretácico». Además, la nueva serie de Disney+ cuenta con Andrew Egiziano como productor ejecutivo, en lo que parece un salto definitivo del californiano desde los videojuegos al audiovisual después de estar presente en sagas tan importantes como «Injustice» o «God of War», factor que sin duda se deja notar en «What If…?» y su narración al más puro estilo «Elige tu propia aventura».

Ese carácter libre, y quizá un poco apocalíptico, adelantando lo que ya pudimos intuir en «Loki» y se deja sentir como el próximo gran arco argumental del UCM, hace de «¿Qué pasaría si…?» un entretenimiento endiablado que, ahora sí, permite que Marvel se adentre de una vez por todas en el ansiado multiverso. Con el estreno de «Shang-Chi», «Los eternos» y una nueva entrega del hombre araña, la pandemia parece cosa del pasado y la maquinaria de las mallas vuelve a ponerse en marcha para reclamar su trono en la taquilla y, de paso, sembrar contenido televisivo de calidad.