Casa Grimaldi

El contable traidor de Alberto de Mónaco desvela sus pagos secretos a amantes e hijos

Asegura que tiene una cuenta en un banco francés para pagar el silencio de mujeres de su pasado a espaldas de la princesa Charlène

Alberto de Mónaco, delante de un retrato de su madre Grace Kelly
El príncipe Alberto de Mónacolarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

El pasado mes de junio, Alberto de Mónaco se vio obligado a prescindir de los servicios de Claude Palmero, quien fue su hombre de confianza -y de su padre Rainiero- a lo largo de los últimos veinte años. El asesor y contable de la Familia Real monegasca se vio implicado en un caso de corrupción en 2021 y, aunque desde palacio intentaron mantenerle en sus filas a la espera de que amara el escándalo, finalmente tuvieron que despedirle.

Palmero no se tomó nada bien su salida y, desde entonces, ha cargado en varias ocasiones contra el príncipe Alberto y el resto de los Grimaldi en varios medios de comunicación, hasta el punto de que el soberano tomó la decisión de emprender acciones legales contra él, una demanda a la que también se sumaron sus hermanas, las princesas Carolina y Estefanía.

En un nuevo ataque al príncipe Alberto, Palmero ha compartido con varios periódicos franceses algunos extractos del libro de contabilidad del soberano, que reflejan movimientos que podrían resultar muy incómodos al principado.

Los documentos que Palmero ha trasladado a "Le Monde" indican que Alberto de Mónaco paga cada tres meses 73.000 libras a su hija Jazmin Grace Grimaldi, fruto de su relación anterior con Tamara Rotolo, a quien también regaló un apartamento en Nueva York valorado en 2,6 millones de libras y un regalo extra de 4.200 libras por su 18º cumpleaños.

Alberto de Mónaco con sus hijos mayores
Alberto de Mónaco con sus hijos mayoreslarazonRedes Sociales

Otro de los datos que llama la atención es que Alberto de Mónaco estaría costeando un seguro de secuestro y rescate para su hijo Alexandre, a quien reconoció en 2005 tras hacerse público su affaire en el pasado con Nicole Costa.

Además, el príncipe Alberto habría ayudado a esta última a establecer su negocio de moda en Londres, un "pequeño" empujoncito que le costó cerca de un millón de libras.

Por su parte, el periódico "Libération" publica que el hijo de Grace Kelly tiene una cuenta en el banco francés BNP que utiliza para pagar el silencio de su examantes y supuestos hijos no reconocidos a espaldas de Charlène de Mónaco. Todo un escándalo que vuelve a arrojar la sombra de la duda sobre la continuidad del regio matrimonio.

Los gastos extra de Charlène

Más allá de estos polémicos pagos, los libros de contabilidad también reflejan traspasos de grandes cantidades de dinero del príncipe Alberto a su propia esposa, la princesa Charlène, que parece no tener suficiente con la asignación presupuestaria que recibe de más de un millón de libras al año por su trabajo como consorte.

La princesa Charlene y Alberto de Mónaco
La princesa Charlene y Alberto de MónacoGtres

En 2017 necesitó una inyección extra de medio millón de libras, mientras que en 2020, mientras el mundo estaba parado por la pandemia de coronavirus, el príncipe Alberto de Mónaco transfirió 171.000 libras a su esposa, más otras 4.200 en efectivo. ¿Para comprar mascarillas?